Godoy Cruz salió a jugar ante un marco de público acorde a la cita el partido inaugural de la fase de grupos de la Copa CONMEBOL Libertadores contra el Atlético Mineiro por el grupo 6. Lo más relevante del encuentro, aquello destacado lo revivís a continuación en De un Rincón Bodeguero.

No llegamos a acomodarnos en nuestros lugares, cada uno donde vio y sintió el partido que un quirúrgico pase de Walter Serrano para Javier Correa, lo dejó solo al nueve para que solo la mande a guardar y haga delirar al pueblo tombino con el tanto que abría el marcador en la tarde-noche mendocina. Igualmente, más allá de eso, el Tomba le cedió la iniciativa a Atlético Mineiro que, si bien no llegó nunca con mucho peligro en el primer tiempo, tuvo más la posesión de la pelota.

La apuesta fuerte bodeguera fue a las espaldas del lateral izquierdo con la velocidad de Ángel González que desequilibró constantemente y en una ocasión lo dejó solo a Juan Fernando Garro que no pudo meterla en el arco (tras quedar vencido el portero rival) tras un mal pique de la pelota en el terreno de juego y una definición desviada del tunuyanino. Así las cosas, al entretiempo ganando el Tomba 1-0.

El arranque de la segunda mitad no pudo desarrollarse mucho en lo que quería el conjunto de Lucas Bernardi (expulsado vaya a saber uno por qué), porque el árbitro colombiano (de quien hablaremos luego) cobró una falta de Luciano Abecasis en el área que Fred transformó en gol tras el tiro libre penal cobrado por el referi del encuentro.

Más allá de eso, Godoy Cruz no pudo desequilibrar de la misma manera a las espaldas de los laterales (principalmente de Fabio Santos) como en el primer tiempo y eso hizo que perdiera terreno y llegara en muy pocas ocasiones al arco de Wellington. Un remate de Javier Correa que se fue besando el palo derecho y nada más.

Sobre el final, se fue expulsado Danilo Ortiz en el bodeguero por una dura entrada que, a primera vista no parecía infracción pero, luego de ver las repeticiones, fue desmedida y con las pocas pulgas que tenía el árbitro, lo expulsó del encuentro que terminó con un Tomba defendiendo con uñas y dientes el empate en el área propia y ahora queda esperando lo que será su próximo partido oficial el domingo en Rosario contra Central en el reinicio del torneo local.

Para cerrar, lo del árbitro colombiano, dejó bastante que desear a punto tal que en la misma transmisión televisiva, el Bambino Pons (FOX Sports) deslizó un comentario del tipo «todas le cobran a Mineiro» refiriéndose a las pelotas divididas. Además de ser muy permisivo con las faltas del rival y muy estricto con las del Tomba.

Foto de portada: Nicolás Galuya – Diario UNO

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!