Godoy Cruz debutó de local contra Talleres de Córdoba por la fecha dos de la Superliga Argentina con un buen marco de público de ambas parcialidades. En el primer tiempo estuvo más cerca de lo que se puede esperar de la idea de Mauricio Larriera pero se vio condicionado por la roja a Andy Henríquez. Sufrió en el complemento, pero en la última apareció el Morro y la mandó a guardar. 2-1 y delirio.

Presión alta y cortar los circuitos de juego asfixiando al rival. Ese fue el plan de Larriera para este partido y poder tener mayor protagonismo en la zona ofensiva del Malvinas Argentinas, y cumplió. Los primeros 45 minutos de Godoy Cruz fueron un canto al estilo agresivo y atacante por lo que el rival nunca pudo salir jugando de manera cómoda y se fueron generando distintas oportunidades para el Expreso que lo hicieron merecedor de ponerse en ventaja en el primer tiempo. Felípe Rodríguez tuvo una clara que se fue por al lado del palo y anticipaba lo que iba a venir.

El Morro la peleó, encaró para el centro del terreno de juego y recibió una infracción en la puerta del área. Tiro libre que el mismo ejecutó y, en el desvío de la barrera, Juanfi Garro, solo contra el arquero, la mandó a guardar. 1-0 y justicia en el tanteador por lo realizado hasta ese momento por ambos equipos en el partido y más la superioridad de Godoy Cruz que, si bien no tenía mucho la pelota (en cuanto al tiempo), era quien más peligro generaba cada vez que la tenía basado en la velocidad de Rodríguez que fue elegido figura del partido por la transmisión luego.

Antes del complemento, Andy Henríquez recibió de manera correcta la segunda amarilla y debió salir expulsado, dejando así al equipo con 10 jugadores y cambiando el panorama para el complemento porque, en desventaja numérica, sería distinto el planteo táctico para cuidar el 1-0.

El complemento fue totalmente distinto a la primera etapa. A raíz de la expulsión, el Tomba dejó de presionar en la zona alta del terreno de juego y Talleres, con el correr de los minutos, fue mejorando la circulación de la pelota y creciendo en el juego. A eso, hay que sumarle que Frank Darío Kudelka sumó cuatro delanteros y de tanto insistir, logró su objetivo. Si bien la defensa del Expreso venía siendo correcta y ordenada, en un ataque rival quedó descompensada (subió Abecasis y no llegó a volver a tiempo) y aprovechó Joao Rojas, reciente ingresado, ese espacio. 1-1 y a esperar el final.

Los últimos minutos fueron iguales que el partido contra Newell’s el lunes pasado. Ataque del rival y esperando la contra Godoy Cruz que, nuevamente, se dio. Corrida de Agustín Verdugo que ganó dos pelotas divididas y se la dejó servida al Morro García que solo la tuvo que empujar para el 2-1 final en la última y el delirio de todo el pueblo tombino, que tiene de su lado al Morro de los goles agónicos.

Ahora, se viene Boca el próximo domingo en La Bombonera a las 18:05. Vuelve Angileri pero no podrá estar Henríquez, mientras tanto todo es carnaval en la Bodega.

Mira toda la cobertura al estilo De un Rincón Bodeguero desde el Malvinas Argentinas.

Foto de portada: Leandro Rea – Copa Argentina

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!