En De un Rincón Bodeguero, decidimos que esta semana no puede ser una más en la vida del hincha de Godoy Cruz y, para ello, nos propusimos recordar en estos días previos el camino internacional de nuestro querido Tomba en ediciones anteriores de la Copa Libertadores. Hoy: la clasificación a la Libertadores 2011, nuestro glorioso debut.

29 de enero de 2010, Mendoza. Godoy Cruz abría el Torneo Clausura 2010 contra Gimnasia y Esgrima La Plata con la imperiosa necesidad de ganar para salir del descenso directo, lugar en el que se encontraba al arrancar el año calendario. Un triunfo 1-0 agónico contra el Lobo con gol de Federico Higuaín nos permitía seguir respirando.

Luego de eso, una serie de partidos complicados se venían pero el equipo demostró estar a la altura de las circunstancias y permitió ilusionar a los bodegueros con que era posible quedarse en Primera un año más. Un triunfo contra San Lorenzo de visitante y tres empates seguidos contra Independiente y Boca (estos en Mendoza) y Huracán (en Buenos Aires), hacían que el bodeguero se encuentre a la fecha 5 con 9 puntos sumados y muchos rivales “de peso” superados.

Duro partido contra Boca en Mendoza que se escapó en el complemento. Foto: Archivo Diario Los Andes.

Dos victorias consecutivas contra Argentinos y Lanús y, estábamos en la fecha 7 como únicos punteros del campeonato, fuera del descenso y la promoción y un nivel de juego que el hincha del Expreso, extrañaba ver: solidez en defensa con Sigali y Curbelo; el pulpo del medio y el corazón del equipo, Nicolás Olmedo, velocidad por las bandas con Carlos Sánchez y Ariel Rojas; la varita mágica de David Ramírez; un delantero intratable en Jairo Castillo y entonces, ¿por qué no soñar?.

Tras un traspié en Rosario, otras dos victorias seguidas (Atlético Tucumán –agónica- y Banfield) y el Tomba ya pensaba en grande. A dos del puntero, Independiente de Avellaneda, y cada vez más lejos del descenso, la ilusión de los bodegueros iba en aumento y eso se veía en las caras de todos en Mendoza. Aunque iba a haber un duro golpe para todos. Derrota contra Estudiantes (rival clave en la pelea por el campeonato) y una serie de resultados de rivales directos de la lucha por el descenso iba a llevar que el Tomba bajara algunos puestos y tenga que volver a mirar la calculadora.

turco
La mente del equipo de aquel 2010. Omar Asad, luego del triunfo contra Vélez en Mendoza. Foto: Archivo Diario Los Andes.

Tres partidos claves seguían (dos en casa) y así lo entendieron todos en el club. Cuerpo técnico y todos los jugadores, hasta los suplentes que aparecieron en un momento clave del torneo. Es el caso de Rodrigo Salinas quien jugó contra Vélez y Tigre dos partidos que, raramente se olvide en su vida. Abrió el juego más cerrado del torneo contra el fortín y se despachó con una brillante actuación contra el matador en lo que fue el partido con mayor goleada a favor del Tomba en Primera División: 6 a 2, que repasamos a continuación.

Así las cosas, fecha 14 y Tomba puntero junto a Argentinos Juniors, a nada de asegurar su permanencia en el campeonato de la Primera División 2010/11 que, se iba a complicar sobre el final, porque si, díganme sino algo que Godoy Cruz haya logrado sin sufrir en su vida. Derrota con River y Rosario Central (rival directo en la lucha por el descenso), pero victoria contra Chacarita en Mendoza (lo mandó al descenso) y a la fecha 17 el Tomba necesitaba solo un punto para seguir. En la otra pelea, estaba a 5 del puntero y se empezaba a despedir.

El cierre, fue a toda orquesta. Dos triunfos apabullantes contra Colón y Arsenal y la permanencia asegurada, cosechando 37 unidades en todo el torneo y quedando a solo 4 del campeón, Argentinos Juniors, siendo el equipo indirectamente afiliado a AFA con mejor campaña en historia de torneos cortos. Pero lo mejor, estaba por venir…

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!