Mañana, martes 13 de junio, arrancará una nueva edición de la Copa Argentina para Godoy Cruz Antonio Tomba de Mendoza. Será la sexta desde el retorno de la competición en la temporada 2011/12 cuando jugara en San Juan contra Sportivo Italiano y quedara afuera por penales en la ronda de 32avos de final. Repasamos la trayectoria del bodeguero en esta competición.

El primer hito en este torneo no se dio en los últimos años sino que se marcó en 1969. En la primera edición de este certamen (que repitió en 1970 pero después dejó de existir hasta nuestros días), se enfrentó Godoy Cruz a Chacarita Juniors por los 16avos de final tras el Tomba ganarse el derecho a participar por ser campeón de la Liga Mendocina en 1968. Aquel 7 de febrero se produjo el debut del Expreso con derrota por 1-3 (el gol bodeguero fue anotado por Jorge Núñez a los 13 minutos del primer tiempo) pero, sin dudas, lo más importante fue que aquella tarde en el Feliciano Gambarte se inauguraron las luces de la Bodega. La vuelta fue tres días más tarde en Buenos Aires con nueva victoria para Chacarita por 3-2 en esta ocasión, lo que sentenció la eliminación del Expreso del certamen en manos de quien sería luego campeón del torneo Metropolitano 1969.

En 1970, la competición se repitió pero no tuvo a Godoy Cruz entre sus participantes. Para destacar, llama la atención que esa final que debían jugar San Lorenzo y Vélez, nunca se disputó.

Retornó el torneo con un formato nuevo en la temporada 2011/12 y allí si hubo participación tombina. En 32avos de final jugó contra Sportivo Italiano y cayó derrotado por definición desde el tiro de punto penal por 4-2 tras empatar 1-1 en los 90 minutos reglamentarios. El primer gol en esta nueva era del certamen lo hizo el tunuyanino, Juan Fernando Garro que se perfila hoy en día para volver al primer equipo tras recuperarse de su lesión muscular contra Patronato en Paraná.

La edición siguiente, 2012/13 fue una de las más exitosas para Godoy Cruz. El camino duró hasta cuartos de final donde Arsenal (posterior campeón) le ganó 1-0 al equipo entonces dirigido por Martín Palermo. Dos empates y una victoria fueron los resultados del bodeguero aquel año: se impuso por penales contra Chacarita Juniors y Huracán de Parque Patricios (7-6 y 5-3 respectivamente) tras igualar a 0 ambos juegos y le ganó 3-2 a Olimpo de Bahía Blanca con tres goles del hoy jugador del funebrero, Rodrigo Salinas. Esa fue la mejor actuación de Sebastián Torrico (clave en las primeras dos series con sus penales atajados) que le ganó el mote de «arquero atajapenales».

No se pudo pasar del primer partido en las siguientes dos ediciones (derrota por penales por 4-2 contra Defensa y Justicia tras el agónico empate 3-3 después de ir 0-3 en la temporada 2013/14 y caída en Córdoba contra Deportivo Español por 0-1 en 2014/15), por lo que se esperó a la pasada Copa para llegar nuevamente hasta Octavos de Final cuando San Lorenzo eliminó por 3-1 al Tomba en cancha de Lanús ya bajo el mando de Sebastián Méndez que había llegado a esa instancia tras ganarle 2-0 a Estudiantes de Buenos Aires (32avos) y 1-0 a Banfield (16avos).

Foto de portada: Archivo Télam

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!