Godoy Cruz cayó 3-2 en Varela ante Defensa y Justicia y de esta forma se privó de la chance de seguir acortando la brecha de puntos con Boca y San Lorenzo (los punteros de la Superliga). El Tomba no encuentra el funcionamiento.

En el primer tiempo, el Expreso salió dormido y lo pagó caro. A los 6 minutos, luego de una desatención de la defensa, Nicolás Fernández ponía el 1-0 a favor del Halcón, que a partir de ese momento, manejó el partido a gusto y piacere.

El 4-2-4 propuesto por Larriera jamás dio sus frutos y el Bodeguero sufría cada ataque del conjunto de Varela. Los de Vojvoda atacaban por izquierda, por derecha y por el centro, aprovechando la vulnerabilidad del Tomba, que era superado en todos los sectores de la cancha y no podía construir juego. Al Morro García se lo vio fastidiado con el trabajo de todos sus compañeros, que nunca lo abastecieron como debía. El uruguayo se las tuvo que ingeniar con una media chilena creada por el para llevar peligro al arco local. Su chance de gol y el tiro libre ejecutado por Giménez fueron lo único que generó Godoy Cruz en toda la primera etapa.

En el complemento, el DT Tombino entendió que debía hacer cambios para cambiar la ecuación. Adentro González y Pol Fernández por Henríquez y Angileri, tratando de equilibrar un poco más el medio campo y a la vez darle dinamismo al equipo, pero nada de esto sucedió. Defensa sabía que el negocio estaba por los costados, en donde Abecasis y Cobos se veían siempre superados por los atacantes rivales. A los 14 minutos, llegaría el segundo cachetazo del Halcón: centro de Riveros y otra vez aparecía Fernández, una de las apariciones en esta Superliga, para poner el 2-0.

El Bodeguero no generaba juego, tanto Pol como Giménez estaban desconectados del circuito creativo, ya que sus compañeros no se desmarcaban para recibir. La única esperanza de achicar el marcador era que apareciera el Morro García, y vaya si así fue, pero esta vez no como goleador, sino como asistidor, metiendo un pase excelso para la llegada de Ángel González, que a los 26 minutos ponía el descuento. Y como si esto fuera poco, segundos más tarde, un error en el fondo del conjunto bonaerense le permitiría a Javier Correa igualar las acciones del encuentro.

Empatar el cotejo en cuestión de dos minutos fue una inyección anímica para el Expreso, que adelantó sus líneas para buscar las victoria. Sin embargo, Defensa y Justicia seguía llegando con claridad, y a los 37 minutos marcaría el 3 a 2 final. Fernández remató al arco desviado, pero desafortunadamente, el balón rebotó en Abecasis y entró en la valla defendida por Burián.

Victoria merecida para el elenco de Florencio Varela, que dominó todo el partido a un Godoy Cruz que en todo el semestre no pudo hacer pie. El Expreso carece de idea de juego y de solidez defensiva, y hasta ahora, Larriera no le encuentra la vuelta.

Terminó el año futbolístico para Godoy Cruz, que deberá descansar y recargar energías para el año que viene, en donde deberá mejorar si quiere hacer una buena campaña en la Superliga y clasificar a alguna Copa para 2019.

Foto de portada: Goal.com

Por admin

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!