Con un equipo alternativo pensando en el partido del martes, Godoy Cruz volvió a perder con Colón por 1-0 y llega mal anímicamente al partido con Libertad.

El primer tiempo fue totalmente chato y hasta los 30 minutos ninguno podía imponerse en el campo de juego, la paridad era total y ninguno de los dos equipos llegaba con claridad al arco rival. Sin embargo, fue el Tomba quien se adueñó del trámite cuando faltaban 15 minutos aproximadamente para el final de la primera mitad, el equipo comenzó a dar señales positivas: buena circulación de pelota, mucha movilidad de los volantes y juego asociado. Pero en el mejor momento del Expreso en el partido, Silva cometió una irresponsabilidad muy grande, que no debe pasar en un jugador con experiencia como el.

Casi en el epílogo de este primer tiempo, el monito pegó de atrás y fue expulsado luego de ver la segunda amarilla. Vale destacar que ya había hecho un par de faltas antes luego de haber sido amonestado y había zafado. Esta vez, Darío Herrero no lo perdonó y lo mando a las duchas y así, dejó con 10 al equipo, que había mejorado en el final. A partir de allí, el partido se empezó a complicar.

Al inicio del complemento, Bernardi comenzó a patear el tablero. Adentro Pol Fernández, reemplazando a Carabajal, y de esta forma, el DT Tombino apostaba a la tenencia y renunciaba al desequilibrio. Pero el Sabalero salió del descanso con todo y con mucha agresividad empezó a atropellar al Bodeguero, y las chances empezaron a llegar a través de “Viruta” Vera. Primero, con un cabezazo que contuvo de gran forma Rodrigo Rey. Y luego, a los 13 minutos, el uruguayo anticipó a un desatento Danilo Ortiz y decretó el 1-0, que ya era merecido porque el elenco de Domínguez se había adelantado en el terreno de juego.

Después del gol, Bernardi siguió apostando a la posesión de balón con el ingreso de Giménez. Con la presencia del “10” en la cancha, el equipo mejoró y empezó a buscar ambiciosamente el empate. Sin embargo, Godoy Cruz no era preciso en los últimos metros, y en consecuencia, entró Javier Correa en lugar del juvenil Luciano Pizarro (de buen debut), intentando encontrar la solución en la puntada final. El conjunto mendocino llenó de centros al local, buscando el empate que nunca llegó.

El Expreso cayó por tercera vez consecutiva y parece ser que el entrenador rosarino no le encuentra el rumbo al equipo, pero a pesar de la derrota, podemos encontrar como positivo el rendimiento de algunos jugadores que habitualmente son suplentes (Galeano, Cobos, Benítez, el bautismo de Pizarro en primera) Ahora, deberá ir a Asunción a buscar los 3 puntos frente a Libertad, para posicionarse bien en la Copa Libertadores. Mientras tanto, en el torneo doméstico, no logra levantar cabeza.

Fotos: Federico Umana – De un Rincón Bodeguero

Por admin

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!