Como es tradición previo a cada encuentro, Mauricio Larriera dialogó con la prensa el viernes en Coquimbito y dejó varios conceptos a repasar de cara al partido contra Rosario Central por Copa Argentina que revivimos en la previa de De un Rincón Bodeguero.

«Recurriendo a la experiencia y viendo el camino que estamos recorriendo, lo más probable es que no haya variantes en el equipo. Queremos seguir confiando en lo que hemos mejorado», así se refirió el técnico uruguayo cuando fue consultado acerca de si existe la posibilidad de haber variantes o no, por lo que el equipo sería el mismo que enfrentó a Gimnasia y Esgrima La Plata el pasado domingo 15 en Mendoza.

Respecto al estado de salud de la plantilla, se mostró optimista y aseguró: «el panorama de los lesionados es muy bueno. Primero porque recuperamos a Felipe Rodriguez, Serrano ya se recuperó y Luciano Pizarro también». Comento que si bien al Morro le apareció una molestía «que tratamos de preveer», cree que va a llegar bien. Distinto el caso de «Andy» Henriquez, del que detalló «sufrió un golpe, pero el dolor es intolerante, no sabemos si va a llegar para el partido.»

Sobre el presente del plantel, expresó: «hay una base del equipo que se ha fortalecido, casualmente la columna vertebral», aunque dejó bien en claro, «los jugadores que han tenido más minutos, no son inamovibles, no hay imprescindibles: el primero que no lo es, es el entrenador y después todos los jugadores. Lo que es prescindible es que exista el club, la institución y haga las cosas bien.

Acerca del rival de fase, Rosario Central, afirmó que no puede soprenderlo nada del rival a Godoy Cruz porque «tiene un muy buen equipo y un gran plantel (…) es un equipo duro, no me toma distraído ni confiado, tiene otros condimentos con los que renace y la Copa Argentina es un premio no solo futbolístico, sino también económico. Si se dan ciertos resultados y jugas la final con rival también hay una clasificación a una Copa Internacional.

También se expresó acerca de la situación de su colega y coterráneo, Paolo Montero, quien está «en la cuerda floja» en el conjunto rosarino y ya se sabe que de perder el lunes, no continuará al frente del plantel «canaya»: «Paolo ya lleva un tiempo importante en Argentina, para nosotros es una final (…) tengo una relación con él. No es agradable -y más siendo uruguayo- que exista la posibilidad de que no sea más técnico».

Para cerrar, dejó en claro las intenciones del Expreso en esta temporada refiriendo a ambos torneos. «Las dos son prioridades, la Superliga y la Copa Argentina, no tenemos porque priorizar. Después del lunes -si pasamos- Unión y después nos fijaremos en la fecha siguiente y será el rival que sea. No veo el porque tendríamos que priorizar, queremos pelear los dos torneos».

Foto de portada: Julian Crowe – De un Rincón Bodeguero

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!