El director técnico del Expreso brindó la habitual conferencia de prensa tras el encuentro contra Vélez que fue victoria por 1-0. Se mostró autocrítico más allá del triunfo y aseguró que se debe mejorar.

«Para mi no era un karma, si una especie de psicosis porque se destaca que no se ganaba de visitante y no los cuatro partidos que ganamos de local», así abrió la conferencia Mauricio Larriera cuando fue consultado por los colegas respecto al primer triunfo de visitante. Basó la alegría del triunfo en que «la entrega fue total» y reconoció que «la configuración táctica de ambos equipos fue parecida aunque Vélez tomando la iniciativa por la posesión».

Para ampliar respecto a lo que fue el partido, Larriera admitió: «su propuesta fue superior a la nuestra. Tuvimos que pasar a jugar con cinco volantes, el rival nos llevó a que no podamos tomar la iniciativa con su juego» y destacó «en el segundo tiempo fuimos inteligentes y los cambios fueron efectivos».

Respecto a los cambios que realizó, puntualizó en Garro a quien marcó como «un jugador muy versátil». «Con eso fue determinante hoy. Es un jugador de fútbol asociado y de uno contra uno. Aprovechó su oportunidad», agregó el DT uruguayo.

«No considero justa la victoria», dejó en claro cuando fue consultado acerca del resultado final del encuentro y prosiguió: «el proceso se ha enlentecido sobre todo desde lo anímico en el partido que perdimos en la Copa Argentina. Estabamos esperanzados en estar en la Libertadores, nos golpeó. A mí me golpeó, ese golpe anímico nos llevó a perder confianza en el juego. De ahí en adelante no nos hemos recuperado ni siquiera por momentos».

Continuando con este tema, afirmó: «me gusta ganar por méritos. Los méritos por ahí están en la parte defensiva y hoy se hizo mérito pero en el punto de vista futbolístico, lo que pregono y demás no se justifica. Yo quiero ganar a través del mérito y exijo porque sé que lo podemos hacer. Por ahí soy demasiado auto exigente y no se lo quiero transmitir a los jugadores. Lo que hablé el primer día, estoy tratando de hacerlo y trabajo en función de ese discurso. Que no es solo un discurso, lo llevo a la práctica sino sería un vendehumo y si hay algo que no soy es un vendehumo».

 

Para cerrar, definió en una palabra la actuación del equipo: «expeditivo. Leyendo bien el partido».

Foto de portada: De un Rincón Bodeguero

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!