Javier Correa habló post empate en zona mixta y le pegó duro a Andrés Merlos, árbitro del encuentro, a quien le recomendó «darse un baño de humildad en una bañadera»

El delantero cordobés reconoció al igual que sus compañeros, que el cansancio físico por la acumulación de partidos jugó su partido hoy y aseguró que en un momento «no tenía piernas, mi cabeza quería hacer una cosa y las piernas no me daban». Además de que «con el cansancio te vas fastidiando más», el ex-Ferro también apuntó al árbitro del juego: «la actuación del árbitro fue un desastre».

Lejos de quedarse allí, prosiguió sobre el colegiado del clásico: «no le podes decir nada, se cree que es Dios el enano. Me dan ganas de matarlo pero no les podes decir nada». Sostuvo que se dirigía a jugadores «con mucha soberbia, como si fuese el dueño del mundo» y al ser consultado si era a los 22 protagonistas, dejó en claro: «siempre a Godoy Cruz».

Foto de portada: Mauricio Más – De un Rincón Bodeguero

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!