Godoy Cruz está con un pie y medio en los octavos de final de la Copa Conmebol Libertadores y este presente es responsabilidad del DT y los jugadores.

La llegada de Lucas Bernardi a Mendoza generó muchas dudas, tanto en algunos medios de comunicación como en el hincha bodeguero. Sus números no lo respaldaban, venía de fracasar y dar pasos en falso en su corta carrera como entrenador. Jamás pudo consolidarse en su Newell’s querido y en Arsenal tuvo un paso efímero. A todo esto, como si fuera poco, cuando llegó decidió no sentarse en el banco para el Torneo Vendimia, algo que fastidió y mucho a los hinchas.

Sin embargo, el rosarino vino con sus ideas muy claras a la Bodega, y eso lo demuestra partido a partido, a pesar de las duras críticas que ha recibido desde todas las esferas del fútbol mendocino.
Hoy, Bernardi goza del éxito y del presente de sus dirigidos, que anoche vencieron en Santa Cruz de la Sierra a Sport Boys Warnes y así dejó casi sellada su clasificación a octavos, un hecho histórico para el club azul y blanco. A continuación, pondremos sobre la mesa algunas de las claves de este inicio campaña del conductor tombino que tiene, a este momento, 57,57% de efectividad.

La juventud, como columna vertebral

Sin lugar a dudas, la inclusión de los pibes del club ha sido el mayor acierto del entrenador. Hoy en día, los entrenadores muy escasas veces se animan a apostar por los jóvenes, y Lucas ha depositado su confianza en ellos al 100%. Angileri, Henríquez y González parecen afianzarse como titulares, mientras que Olivares y Garro son muy buenas piezas de recambio. Bonacorso es otro de los jugadores de inferiores que ha tenido su chance en el once inicial y, lo más destacable, hizo debutar al chico Luciano Pizarro, una de las joyas del club.

Versatilidad en los esquemas tácticos

Otra de las virtudes de este Godoy Cruz es la facilidad de adaptación a los diferentes dibujos que propone el DT. En esta temporada, ha probado con muchos «números telefónicos»: 4-4-2, 4-3-3, 3-3-1-3, 5-4-1, 4-2-3-1, entre otros. Y, salvo excepciones, el ex Newell’s ha dado en la tecla. Cabe destacar que el esquema está totalmente supeditado al rival y a la situación de partido que atraviese el Expreso, y los jugadores saben acomodarse a las diferentes maneras de juego impuestas por el adiestrador.

Los suplentes de Méndez, titulares para Bernardi

Javier Correa festeja su gol a River (Foto: Marcelo Carubin)/ Gastón Giménez y el gol a Central. (Foto: Fotoreporter)

Muchos jugadores han recuperado la confianza con la llegada del estratega oriundo de Rosario. Giménez y Correa (jugadores que antes contaban con poca continuidad) hoy son hombres claves en el plantel de Lucas Bernardi y devuelven esa confianza depositada con pases o goles, respectivamente. Los ya mencionados chicos del club también se afianzan en el primer equipo.

Cambio de posiciones y mejora en el rendimiento

Los jugadores han aprendido a jugar en diferentes puestos y se acostumbran a medida que lo solicita Bernardi. Angileri pasó de jugar de volante por izquierda a jugar de lateral, Henríquez dejó de jugar de carrilero para adueñarse del medio y ser el «cinco» clásico de Godoy Cruz. Garro hoy es el «comodín» de su entrenador y se sacrifica en pos del equipo. El Juanfi juega de volante por izquierda, por derecha o pasa a ser delantero, de acuerdo a lo que necesite el conductor en ese momento. Y así, podríamos mencionar muchos cambios de roles en el plantel.

La personalidad

Esto es, sin duda, una virtud que poseen pocos directores técnicos de Primera División, y el entrenador de Godoy Cruz la tiene. A Bernardi no le tiembla el pulso a la hora de dejar afuera del equipo a referentes o jugadores de peso. Lo demostró con Santiago «Morro» García. El delantero charrúa fue fundamental en el primer semestre de la era Méndez, donde convirtió 9 goles. Pero en la segunda parte del año 2016 su rendimiento no fue el esperado, y una de las causas es que el artillero no tuvo la forma física ideal. Esto lo notó rápidamente el nuevo conductor, que bajó al «Morro» a reserva y dijo que hasta que el uruguayo no se pusiera al 100% físicamente, no sería tenido en cuenta.

El Morro cuando disputó el partido de reserva vs. River. Allí se anotó con gol y asistencia. Foto: Archivo Web

Esto ocurrió a principio de año, pero parece ser historia pasada. El goleador empezó a entrenar con el plantel profesional luego del primer encuentro ante Sport Boys y concentró ante Talleres. No hay dudas de que si recupera su nivel, García volverá a ser muy importante para el esquema del adiestrador.

Los ítems anteriormente mencionados son clave para este momento histórico que vive Godoy Cruz en Copa Libertadores, que está a un pequeño pasito de meterse entre los 16 mejores equipos de América. La ilusión está intacta, y en gran parte, se la debemos al «método Bernardi».

Foto de portada: Archivo De un Rincón Bodeguero

Por admin

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!