El domingo a la tarde, antes del partido contra Talleres en el Kempes, estuvimos con Luciano Lapetina y Juan Grezzana y salió un mano a mano donde los pibes del club hablaron de todo: sus presentes, metas futuras y más.

El expreso continua con la seguidilla de abril y por algunas bajas y recambio de los jugadores saben muy bien los deportistas de la reserva que tienen que estar bien para debutar. Esto Lucho Lapetina lo sabe muy bien: «tenemos que estar preparados por que no sabes si a la otra semana te llaman para debutar en primera», y redondeó, «tenes que estar al 100% física y psicologicamente, por que sino lo terminas padeciendo «.

Grezzana nos brindó su opinión respecto al primer equipo y nos aseguró: «es un plantel corto pero muy competitivo», agregó que esto «nos hace trabajar el doble, ya que si se baja el 4 titular del equipo, el mismo tiene su suplente y este pasa a ser titular y si no hay otro suplente para este nuevo titular se busca desde la reserva». Lapetina nos afirmó que una situación así a ellos «los potencia».

No podía faltar la charla sobre Luciano Pizarro, uno de los abanderados premiados de la reserva tombina. Esta vez le tocó comentar a Lapetina sobre él: «estuve hablando con Lucho (Pizarro) sobre su llegada a primera», y observó, «está que no cae de la realidad que vive, hace dos meses estaba lesionado y hoy esta jugando titular y ademas recambio en la Libertadores». Se los notaba muy conmovido a Lapetina y Grezzana por que son amigos del jugador de Godoy Cruz que comienza a destacar en la Primera División (NdeR: la nota con los jugadores se hizo antes del partido, por ello no se menciona la lesión que sufrió Pizarro en el encuentro contra Talleres. A su vez, desde este espacio le deseamos lo mejor y una pronta recuperación para volver a verlo con la azul y blanca).

El gran juvenil Grezzana nos manifestó como si fuera un jugador de 15 años de carrera algo que es muy difícil de conllevar: las lesiones. Se ve simple, de afuera, pero no lo es y destacó algo el jugador ofensivo de la Reserva: la moral. «Es algo que es fundamental cuando pasa esto» y concluyó diciendo que «lo físico es algo relevante pero la moral, si tiene gran significado en el  jugador; la lesión se puede recuperar pero la moral es difícil mantenerla sana y en alto». Son palabras que demuestran el gran nivel mental de estos jugadores.

Sobre la relación con el director técnico, Diego Dabove, y el cuerpo técnico que lo acompaña en la reserva, Lapetina lo define de la siguiente manera: «Diego forma parte del cuerpo técnico de Lucas (Bernardi) por eso nos va comentando permanentemente las cosas que buscan en Primera. Las que tenes que hacer en tu puesto, lo que tenes que mejorar; virtudes, fallas eso es lo que, en mi caso, te da confianza: que te hable permanentemente». Por su parte, Grezzana agrega: «esta todo el tiempo encima tuyo, diciéndote lo bueno, lo malo y eso te lleva a tener una exigencia permanente».

Para ponerlo en concreto, Lucho nos lo ejemplifica: «por ahí ha pasado que tenemos una semana espectacular, de lunes a sábado pero el viernes tenemos un mal entrenamiento y te lo dice. No deja pasar los momentos que hacemos mal, por ahí bajamos un cambio y te lo marca».

Para concluir, además de esbozar el deseo de que la reserva vuelva a jugar como preliminar en el Malvinas Argentinas, remarcaron (con razón) algo muy importante para ellos: lograr el primer contrato profesional. «Tenemos que mostrarnos para luchar en junio un contrato, por que sino nos tenemos que ir». Esta es la realidad que viven los dos y todo el equipo de reserva de Godoy Cruz, y la excepción son los casos como Pizarro o Andy Henríquez que consiguieron su contrato profesional y debutar en Primera.

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!