Luego del entrenamiento matutino de Godoy Cruz, el DT Tombino, Diego Dabove, dialogó mano a mano con «De un Rincón Bodeguero». El entrenador no dejó tema sin tocar: su pasado, su presente en el Tomba, lo que se viene a futuro y mucho más.

Alrededor de las 12 del mediodía Diego Dabove, tras dirigir la práctica del plantel profesional de Godoy Cruz, se acercó hasta la sala de prensa que posee el Predio de Alto Rendimiento de Coquimbito a darle una entrevista exclusiva al staff de De un Rincón Bodeguero. Llegó, saludó a los presentes y se sentó a charlar un rato sobre el fútbol, la vida y Godoy Cruz.

En primer lugar, Diego se animó a dar un análisis sobre estos primeros tres meses al mano del Bodeguero: «Obviamente contento por un montón de cosas, porque fue un arranque difícil. La apuesta que hizo el club en mi era arriesgada, y poder haberlo tomado como responsabilidad y sacarlo adelante es algo que me pone muy feliz en lo personal. Sobre todo muy contento por el club, uno se encariña mucho con el club y con la gente».

Metiéndose en lo estrictamente futbolístico, que es lo que le permite hoy en día a Godoy Cruz estar tercero en la tabla de posiciones, Dabove declaró: «Estamos muy sólidos, el equipo en sí, más allá de los nombres que nos ha tocado cambiar en los últimos partidos, es sostenido por la estructura, y es lo que buscábamos: tener una identidad como equipo, algo que no es fácil de encontrar».

En este segundo semestre, el funcionamiento del Expreso evidentemente cambió. En el primer semestre de la Superliga, Mauricio Larriera realizó una campaña aceptable desde la sumatoria de puntos, pero muy irregular en el funcionamiento y en la forma de jugar. Diego Dabove explicó: La diferencia de mi equipo con el equipo de Larriera es lógica del cambio de entrenador. Cada uno tiene su idea, y todas son respetables. Godoy Cruz intenta jugar un buen fútbol de ataque, pero hay que entender que a veces se puede y a veces no, y cuando no se puede, hay que correr y raspar».

Ante los rumores de la posible renovación de contrato y los supuestos sondeos de otras instituciones, el adiestrador dijo: «Con Pepe (Mansur) no he hablado nada acerca de renovar, tampoco me ha llegado ninguna oferta, ni de acá, ni de afuera. Estoy muy contento en el club, no se me pasa por la cabeza irme a ningún lado». Además, dejó sus aspiraciones bien en claras a futuro: «El sueño que tengo, y que lo hablé con el Gato Oldrá el otro día, es terminar dirigiendo cuando esté consolidado todo. A (Agustín) Manzur, a (Valentín) Burgoa, a (Tomás) Badaloni, a toda a esa camada de la 00′ para abajo. Tener a la mayoría en Primera sería el broche de oro, dentro de un año y medio o dos años, aunque uno nunca sabe, porque acá si perdés partidos, te tenés que ir. Pero si Dios quiere y todo va bien, lo que más me gustaría es terminar este proyecto con muchos pibes en Primera».

Para cerrar, Diego se mostró agradecido al club, y contó quién es el que le marca el camino dentro de Godoy Cruz «Este club es muy importante para mi, lo quiero mucho, me abrió las puertas tanto en lo futbolístico como en lo humano, y eso lo valoro y lo cuido. Me reflejo mucho en el Gato (Oldrá), que está acá desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la tarde, con esa pasión por el ‘Tomba’. Es mi espejo para devolverle al club todo lo que me ha dado».

La nota completa la podrás disfrutar en el video que subiremos a nuestras redes sociales.

Foto de portada: Gastón Pizarro – De Un Rincón Bodeguero

Por admin

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!