Como cada equipo, Godoy Cruz arranca su camino en el fútbol local con nuevas expectativas y objetivos que se proponen para esta nueva temporada. Luego de la participación histórica en la Copa Libertadores y un buen cierre de campeonato en el certamen doméstico, quizás sea la hora de esperar algo más del conjunto ahora dirigido por Mauricio Larriera y razones hay.

  • Sigue la base

Del equipo que se espera, sea titular el domingo contra Atlético Tucumán en el norte del país, solo Leonardo Burían y Felípe Rodríguez no estaban en el plantel el campeonato pasado. Los restantes nueve jugadores fueron todos claves y titulares en el camino recorrido por el momento en 2017 y más de uno parece haberse afianzado en donde le toca jugar, tal es el caso de Fabrizio Angileri, en el lateral izquierdo como el de Leonel Galeano, ahora capitán, que en la zaga central con continuidad parece volver a ser aquel que deslumbró en su aparición en Primera División allá por el 2010 con Independiente de Avellaneda donde salió campeón de la Copa Sudamericana.

Los jugadores posan para la foto en la previa del partido contra Gremio en Brasil. Foto:@agusverdugo07

  • Recambio de la casa

Habrá quienes lo consideren negativo y quienes lo consideren positivo pero la realidad es que, a partir de la salida de algunos jugadores del plantel de Primera División, es la hora de que los juveniles del club confirmen lo que empezaron a transitar el pasado semestre: saber si están a la altura de la Primera División del fútbol nacional. En la primera mitad del año fue el turno de Luciano Pizarro, Agustín Verdugo, Fernando Núñez, entre otros, quedará aguardar por lo que pueda surgir en este semestre desde el equipo de Diego Dabove y ver cómo se ejecuta el plan de trabajo diseñado por Mauricio Larriera respecto a este tópico. De igual manera, si se busca experiencia en los considerados “suplentes” es justo decir que no hay mucha y dependerá el rendimiento básicamente de lo que pueda hacer el equipo titular en cancha.

  • Goles se prometen

Pasaron partidos hasta que volvió, pero cuando volvió lo hizo para ganar un clásico de visitante. La referencia es para Santiago García, el “Morro”, que demostró el porqué es un jugador distinto cuando está en plenas condiciones físicas. Potencia y presencia en el área rival y un constante dolor de cabeza para los zagueros oponentes que saben que, si le dejan lugar, la pelota es muy probable que su arquero la tenga que buscar entre las redes.

El Morro y Javi Correa festejan uno de los tantos del triunfo en el último clásico. Foto: Club Godoy Cruz – Oficial

Además, el buen año de Javier Correa, que suma 10 goles en lo que va de 2017 (6 por torneo y 4 por Copa Libertadores) es una alternativa más que tentadora a la hora de definir las jugadas de ataque, además también por su capacidad técnica de hacerse el espacio y resolver en lugares reducidos (goles contra Racing Club y River Plate por ejemplo).

  • Buena técnica para desarrollar la propuesta del técnico.

Godoy Cruz buscará, según Mauricio Larriera, jugar un fútbol ofensivo y que sea vistoso y agradable de ver a la vista tanto de hinchas como de neutrales con traslado y posesión de la pelota e intérpretes para ello tiene. Gastón Giménez, Guillermo Pol Fernández y hasta Fabián Henríquez (aunque este último tenga tareas más defensivas) serán seguramente los encargados de asistir en mayor medida a Javier Correa o Santiago García para que conviertan goles. Tampoco se debe descartar la función que puede cumplir de volante ofensivo por las bandas Felípe Rodríguez ni la velocidad de llegar hasta el fondo y resolver de Ángel González por derecha, aunque sea probablemente Juan Fernando Garro quien arranque en ese puesto.

La previa de la temporada al estilo De un Rincón Bodeguero:

Foto: Archivo De un Rincón Bodeguero

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!