El volante charló mano a mano en los pasillos del «Tito» Tomaghello. Al igual que todo el plantel, se mostró dolido por la derrota.

Cuando el equipo juega mal y pierde, hacer autocrítica es fundamental. Ángel fue uno de los que la puso en práctica, exhibiéndose inconforme por el partido de hoy, y también por el semestre de Godoy Cruz en general: «Fue un partido muy malo porque no hicimos nada de lo que venimos practicando. Este semestre se nos ha hecho muy cuesta arriba luego del partido con Rosario Central, tanto en la forma de juego como en la forma de encarar los partidos, y eso se nota mucho».

El juvenil reconoce que varios de los puntos que tiene Godoy Cruz son producto de la suerte, aunque también rescata la actitud: «Ganamos muchos partidos por fortuna y por agallas del equipo, que siempre demuestra trabajo».

Sin embargo, «Angelito» sabe que estas situaciones se revierten, y que la tarea del plantel de ahora en más será mejorar el funcionamiento: «Ahora tenemos una semana más de entrenamiento, las vacaciones, y luego una pretemporada, en donde hay que volver de la mejor manera para mejorar en el juego más que nada. Nosotros tenemos jugadores muy importantes para hacer buenos partidos».

Concluyendo, el mendocino dejó en claro que se siente bien en la posición que ocupa en la cancha: «Estoy cómodo, cuando a uno le dan la oportunidad hay que aprovecharla. Siempre tanto de dejar el máximo por el equipo, y por izquierda me estoy sintiendo bien».

Por admin

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!