Dialogamos mano a mano en exclusiva con Alejandro Abaurre el hombre gol del Tomba que aquella noche marcó el tanto que determinó el triunfo del Expreso por 1-0 y, por ende, un hecho histórico para todos.

Sobre esa noche, el Cachorro expresa su vivencia: “tuve la posibilidad de estar adentro de la cancha y poder tener ese plus de vestir la camiseta no solo como futbolista sino como hincha (…) soy hincha de Godoy Cruz, siempre lo manifesté”.

En la charla con De un Rincón Bodeguero, nos confesa que veían el festejo de los hinchas y no terminaban de comprender el porqué de la magnitud de ello: “nosotros lo único que pensábamos era que teníamos que seguir batallando y lograr el objetivo que era clasificar”. Agrega en lo personal, “la mayor satisfacción era porque uno había hecho un gol en el clásico y seguíamos en carrera en una situación difícil”, haciendo referencia a que Godoy Cruz necesitaba de esos puntos para seguir en la pelea de lograr la clasificación al reducido y, por ende, salvarse del descenso.

Como todo hincha del Expreso, sabe cada 9 de Abril no es un día más en el mundo Tomba: “en la historia del club es algo importantísimo y en lo personal es uno de los goles que pude hacer”.

El mano a mano completo, escúchalo a continuación.

Foto de portada: Archivo Ovación – 10/04/2002 – Edición Impresa.

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!