Godoy Cruz no pasó del 0-0 contra Central Córdoba de Santiago del Estero. En un aburrido espectáculo con un bajo nivel de fútbol, el Bodeguero no pudo «hacer pie» en la cancha y lo sufrió. El miércoles, visita a Boca Juniors.

Lo más interesante, en la primera parte

En un encuentro en el que, casi desde el principio, a Godoy Cruz le costó desarrollar su juego, un empate no es mal visto. Lo más interesante estuvo en cada contraataque que pudo ejecutar cuando lograba recuperar la pelota en el ataque de la visita. Uno de ellos, comandado por Sebastián Lomónaco, no terminó en una ocasión más clara por una mala decisión a la hora del futbolista de preferir el remate por sobre la habilitación a un compañero.

Así como en la antes mencionada Lomónaco no pudo terminar bien la acción, minutos más tarde presionó a la defensa rival y logró recuperar en buena posición de ataque. Cedió para Gonzalo Abrego que habilitó a Martín Ojeda entrelíneas pero este no pudo definir bien ante la salida de César Rigamonti. Fue lo más peligroso del Expreso.

Bodeguero, te puede interesar: «Costó, fue un partido difícil» – Mano a mano con Valentín Burgoa tras la igualdad en el Malvinas Argentinas. Por Gastón Pizarro.

En defensa, a diferencia de otros partidos, le llegaron con mayor facilidad. Al jugar con Elías López más adelantado, como carrilero más que marcador de punta, el espacio que quedaba entre el 2 y el 4 era una invitación al rival para el ataque por ahí. Por ese sector llegaron dos desbordes del rival que, en uno de ellos, de manera increíble Mathías Mier no pudo concretar entrando sólo en el área con el arco de frente. Y minutos más tarde, Sequeira sacó un furibundo remate que Espínola, lo más destacado del Tomba, desactivó sin problema con los puños. Un justificado 0-0 al descanso.

El «aburrido» complemento: imprecisión al por mayor.

La segunda parte del juego fue igual para los dos: pobre. No pudo nunca coordinar movimientos ofensivos claros el Expreso y, en el traslado de la pelota, la imprecisión estuvo a la orden del día. Eso, sumado al cierre en las líneas del rival que le ocupó todos los espacios posibles de juego al Bodeguero.

Además: «Diego Flores: «Faltó precisión» – La conferencia completa del entrenador Bodeguero tras la igualdad en el Malvinas Argentinas.

Probó Diego Flores realizando varios cambios durante el transcurso de la etapa pero no encontró, en esta ocasión, dar en la tecla para solucionar el problema que tuvo Godoy Cruz en el juego. Así, lentamente, el Bodeguero se metió en el aburrido partido que planteó Sergio Rondina, DT de los visitantes, y no pudo salir de ahí. En defensa sufrió menos que en la primera parte, se vio a los tres del fondo con más solidez y firmeza para, tanto el juego aéreo como el posicional.

La más clara fue un remate de Martín Ojeda, tras habilitación de Alan Cantero, que pasó muy lejos del arco de César Rigamonti por lo que no se pudo contabilizar como «tiro al arco». De esa manera, se terminó el partido, con un Tomba que, por segundo partido consecutivo contra el último de la tabla no convirtió. Además, en este partido, no registró remates directos al arco. ¿El vaso medio lleno? Tercer encuentro consecutivo sin que le conviertan goles.

Foto de portada: Prensa Godoy Cruz

error: Si te gustó el contenido, para qué copiarlo ¡si lo podes compartir!