Walter Ribonetto, director técnico de la cuarta división de Inferiores AFA y parte del cuerpo técnico de Diego Dabove en reserva, dialogó mano a mano acerca del presente del semillero del club. Metas a corto plazo, cómo se dio su llegada al club y más.

Tras su carrera como jugador en distintos clubes, el ex-defensor central y director técnico en las inferiores del club Lanús, Walter Ribonetto, decidió venir a Mendoza. Para el inicio de temporada, lo convocó Dabove tras la partida de Guillermo Formica en el CT de reserva y él no dudó en sumarse.

De un Rincón Bodeguero (en adelante DuRB): – ¿Cómo se da tu llegada a Godoy Cruz? ¿Te comentó Diego el proyecto en el que viene trabajando desde principio de año?

Walter Ribonetto (en adelante WR): – El contacto se da porque a Diego lo conozco de años. Fue entrenador de arqueros en varios equipos que estuve. Tenemos muy buena relación. Me llamó después de la ida de Guille y me comentó que estaba la posibilidad de seguir con este proyecto que, la verdad, lo viene haciendo muy bien al potenciar los jóvenes que están jugando en Reserva.

DuRB: – Cuando llegaste al club, pudiste conocer las instalaciones. El recorrer Coquimbito ¿qué impresión te dejó ese primer contacto? ¿Qué te generó saber que ibas a tener eso a disposición para trabajar sobre los chicos?

WR: – Una maravilla, fantástico. Tenes todo. Desde las canchas de entrenamiento, materiales; los vestuarios y gimnasio para los jugadores (tanto Reserva, como juveniles y Primera División). De lo mejor de Sudamérica. Equipos que vienen de afuera se sorprenden, eso es valorable y meritorio. Uno lo valora mucho.

“Oldrá nos deja trabajar tranquilos. Siempre pregunta por los chicos”

DuRB: – ¿Cómo repercute día a día todo esto en el trabajo con los juveniles? ¿Cómo crees que puede repercutir en ellos en un futuro no muy lejano?

WR: – Sin lugar a duda que hay que aprovechar esto que hoy el club tiene. No todas las instituciones del país lo pueden disfrutar. Todos tienen que valorarlo, más allá que esto es fútbol y los proyectos a veces no terminan de cerrarse como uno piensa porque el resultado manda. Pero uno tiene que enfocarse en la materia prima. Que a la larga el club pueda tener la mayoría de los jugadores formados en divisiones inferiores.

DuRB: – ¿Cómo crees que puede repercutir en ellos en un futuro no muy lejano?

WR: – Ellos (los jugadores) no siempre se van a encontrar con estas instalaciones en otros clubes. Que no van a encontrar campo de juego en condiciones o vestuarios en condiciones. Uno le inculca que lo valoren mucho, más allá que lleguen o no a jugar en este club y que se esfuercen al máximo.

DuRB: – Estuviste en Lanús dirigiendo las inferiores y enfrentaste al Tomba en sus primeros años de Inferiores en AFA. ¿Cómo los ves respecto a ese entonces?

WR: – Yo tuve la oportunidad de venir en 2013 y 2014. Notaba que había una diferencia tanto desde el juego como en lo físico. Ahora les digo que cambió para bien, se equiparó muchísimo. Godoy Cruz está a la altura de cualquier rival que pelea el campeonato, sea el que sea.

La verdad es que me sorprendió para bien, más allá que la captación (en referencia a sumar jugadores) es menor por el radio geográfico aunque el día de mañana, cuando el club tenga la pensión, no va a tener ningún inconveniente y va a estar a la misma altura.

DuRB: – La camada de la cuarta, quinta y sexta son las que más rodaje han tenido en inferiores AFA, ¿qué podes decir en cuanto a esa evolución que marcas?

WR: – Hay una camada muy buena que es la 1999 y la 2000, hay buenos jugadores ahí que también están entrenando en Reserva. Hacer hincapié en esas categorías, algunos de la 1998 también tienen potencial para explotarlos. Siempre aparecen jugadores puntuales que uno sigue y se debe potenciarlos, como a todos.

Walter Ribonetto al frente del equipo de Liga Mendocina en el triunfo del Expreso sobre Argentino. Foto: Club Godoy Cruz – Oficial

DuRB: – ¿Pudiste hablar con el Gato Oldrá sobre los jugadores de estas categorías puntuales y del resto de las inferiores?

WR: – Siempre estamos en contacto con Daniel. Me recibió de la mejor manera, nos deja trabajar tranquilos. Siempre dialogando o preguntando sobre los chicos, viendo en mejorar continuamente. Agradecido a él que, para el club, es importante porque conoce del club, la zona, el fútbol juvenil. Teniendolo a él y todos los técnicos de inferiores, buscando mejorar, es mas “fácil”.

“Que ellos (los jugadores) tengan la posibilidad de jugar en Primera División”

DuRB: – Terminado el 2017 de fútbol juvenil y terminando el de Liga Mendocina, ¿qué ves como cimientos sobre los que se puede trabajar para 2018?

WR: – El desarrollo de los jugadores y conformar los planteles de la mejor manera posible. Eso es lo más importante.

DuRB: – Pasando más a lo actual. A la reserva se le viene la recta final del año con tres seguidos de visitante, ¿cómo viste el desarrollo del equipo en lo que va de torneo?

WR: – Desde el juego, ninguno nos pasó por encima y fueron equipos que han peleado el torneo. Nos queda el sabor amargo de no haber ganado los partidos pero uno trata de sacar lo positivo, corregir los errores para que no vuelvan a ocurrir. Creo que no hay rivales fáciles y se debe achicar el margen de error.

DuRB: – Para cerrar, ¿qué les podes contar al hincha de Godoy Cruz de la proyección del futuro de los jugadores del club?

WR: – Decirle simplemente que hoy, al club lo respetan. Más allá que uno ve la tabla y no se asemeja a lo que dije del merecimiento, se hace hincapié en la formación del chico para que el día de mañana puedan ser partícipe de Primera División. Es muy competitivo el fútbol juvenil, el de AFA es muy competitivo.

Que estén tranquilos que hay potencial, acá estamos para colaborar en lo que se necesite. Potenciar a los jóvenes, seguir capacitándolos. Enseñar lo que uno más cree conveniente para que ellos tengan la posibilidad de jugar en Primera División.

Foto de portada: Mauricio Más – De un Rincón Bodeguero

Similar Posts