Godoy Cruz enfrentó esta mañana al bicampeón de la categoría de Reserva, Talleres de Córdoba. En un partido intenso y con buen nivel de juego el Expreso dirigido por Nilo Carretero se llevó un punto más que positivo.

En el inicio del juego Talleres hizo sentir su experiencia y jerarquía, además de la localía. En menos de 16 minutos, golpeó dos veces. Las dos más claras fueron gol para la T. Nahuel Bustos y Mauro Valiente en jugadas casi consecutivas pusieron el tanteador por 2-0 para el equipo cordobés. Antes de la apertura y ampliación del marcador, no había sucedido nada en el juego. Se disputaba la pelota entre unos y otros pero con poca claridad y se veía bien parado al Tomba en la cancha.

Más allá de eso, el conjunto mendocino no se fue nunca de partido, si bien los minutos posteriores al 2-0 fueron todos de Talleres en el juego, en cuanto a posesión y chances de gol (varias atajadas de Matías Soria claves para mantener ese resultado). Los pibes dirigidos por Carretero se mantuvieron mentalmente fuertes y ese esfuerzo tuvo su recompensa. Por el andarivel izquierdo estuvo la clave de los tombinos. La sociedad entre Agustín Aleo y Tomás Lucero jugó en un alto nivel y por ahí primero se descontó y luego se igualó.

Dos centros desde la izquierda, primero de Lucero y después de Aleo, bien direccionados para la aparición del hombre del partido: Ezequiel Bullaude. De cabeza en primer lugar y con el pie después, la mandó adentro del arco del equipo de la Docta, así de manera rápida igualó el partido en el resultado Godoy Cruz y, a los 30 minutos, iba 2-2 el juego. Fue tan intenso el partido durante esos primeros 45 minutos que, ni bien empató el Expreso, tuvo en los pies de Lucas Agüero el 3-2 pero se fue por apenas del travesaño la pelota. Al descanso, tablas y la expectativa de que lo pueda ganar el Tomba por la reacción y el juego mostrado.

En el complemento se vio un partido similar aunque sin tantas ocasiones claras de unos y otros, a comparación de los primeros 45 minutos claro está. Sí las hubo para ambos y las aprovecharon. Godoy Cruz se puso en ventaja con un tanto más de Ezequiel Bullaude de cabeza, tras cambiarle el palo al arquero rival en la definición. Agustín Manzur tuvo su oportunidad también luego pero se la sacó un defensor en el área chica. 3-2 estaba el juego y podía pasar cualquier cosa. Lamentablemente, para el conjunto mendocino, la suerte (en parte) no le sonrió. En una pelota parada Mauricio Togni puso el 3-3 para el defensor del título de la categoría a menos de 15 minutos del final del partido, pero a los 40 minutos el equipo local estrelló un tiro en el travesaño y la pelota picó en la línea sin traspasar toda la línea del arco.

3-3 final. En líneas generales, un buen partido del equipo con actuaciones destacadas como la de Bullaude con sus tres goles (primera vez con la camiseta del equipo mendocino) y también la de Matías Soria que, en su aparición en el equipo de tercera como titular fue positiva más allá de los tres goles recibidos. Agustín Manzur también pudo encontrar más espacios para soltarse con la ventaja del Tomba y Lucas Agüero era el que generó también esos espacios. Rescatable que se jugó al ritmo propuesto por el rival y el elenco bodeguero estuvo a la altura. Ahora, 15 días de descanso y luego San Lorenzo en Mendoza por la quinta fecha.

Foto de portada: Federico Umana – De un Rincón Bodeguero desde Córdoba

Similar Posts