Tras la serie de partidos amistosos contra Gimnasia y Esgrima hoy en Coquimbito, Nilo Carretero analizó la presentación del conjunto tombino y también detalló qué busca para este equipo en el 2018 en cuanto al juego.

Como punto de partida al análisis de la nueva prueba futbolística que tuvo el Tomba, Nilo destacó: “hay que considerar al rival. Es un equipo que está a la altura de los mejores de la B Nacional y, a partir de ahí, siempre intentamos dominar el juego”. “Los primeros 10-15 minutos del primer partido dominó el rival, pero el final lo dominamos nosotros” prosiguió.

Al ser consultado sobre qué destacó de ambos juegos, contestó: “en el primer encuentro y en el segundo vimos un equipo competitivo que no lo hace fácil las cosas a ningún rival. Con el tiempo va a ir creciendo en lo más difícil del fútbol que es el proceso ofensivo”.

Luego, hizo un balance de sus primeros días al frente del plantel de reserva y cómo se ha sentido desde su llegada al club. “La idea, en lo macro, se está reproduciendo tal cual la queremos. Falta entrenamiento para que el jugador tenga experiencias que le permitan resolver los problemas que se le presenten. Hay que darle tiempo, los jugadores están muy predispuestos al trabajo, a querer mejorarse y la idea que proponemos”.

Ahondando sobre la idea de juego que se busca instalar para este 2018, añadió. “Nosotros dividimos el juego en dos: el momento que no tenemos la pelota y el que la tenemos. En el primero, estructuramos el sistema nuestro en función del rival priorizando siempre tener un jugador demás en la zona central defensiva. Y en el momento ofensivo, hacemos al revés, generamos una estructura que nos favorezca. A esa la elegimos en función del rival”.

Se refirió también al modelo de juego en defensa que adoptará la reserva este año. “Hay dos formas de defender: la zona y la mixta. Elijo la mixta y, la única forma de lograr ese cambio es entrenándolo” y, cuando se le preguntó sobre si es más fácil implementar algo nuevo en inferiores, respondió: “con los chicos es más fácil porque, quizás son más dóciles para incorporar una idea nueva como nos pasa a todos los seres humanos. Pero hay claros ejemplos, los equipos de (Marcelo) Bielsa defienden de esta manera, se estructura a partir del rival. Independiente lo ha hecho el último torneo, el Celta de Berizzo lo hizo. Lo que el jugador debe verificar es que lo que uno propone funciona y nada más. Tiene dos beneficios muy claros. Dejas al rival sin beneficio de pase y, ante la recuperación y el anticipo, vos elimnás al jugador anticipado y quedas matemáticamente mano a mano. Esto es teoría pura, hay que llevarlo a la práctica”

Para cerrar, resumió su inicio de la siguiente manera: “es una ilusión muy grande la que se nos generó porque en poco tiempo conseguimos lo básico. Hay muchos jugadores jóvenes por formar. Creo que podemos lograr las dos cosas: competir y formar”

Foto de portada: Mauricio Más – De un Rincón Bodeguero

Similar Posts