El juvenil delantero mendocino será titular por primera vez en la reserva de AFA. Hoy, dialogó mano a mano con De un Rincón Bodeguero, previo al partido, en la concentración de Godoy Cruz en Buenos Aires.

Tras debutar oficialmente en Paraná contra Patronato al ingresar como suplente, mañana será el día en el que arranque desde el inicio contra River Plate, Juan Romero. El nacido en Guaymallén, se siente “muy contento y sorprendido. Con ganas de empezar el partido mañana a las nueve”. Además, disfruta el momento que atraviesa tras lo que pasó. “Es la primera vez de titular en Reserva, es muy fuerte para mí porque el año pasado estaba a punto de tirar todo”.

Sobre la convocatoria y cómo llegó a reserva para este semestre, comentó: “empecé con cuarta este año y, a los 15 días, (Nilo) me dio confianza y me subió. Siempre le pregunto qué tengo que cambiar, mejorar. Él, tanto él como Andrés (Anca, su ayudante de campo) siempre te corrigen en los entrenamientos para mejorar cada día”.

En referencia al partido de mañana, puntualizó: “River es un rival grande pero uno tiene que estar tranquilo cuando está en la cancha y dar lo mejor de sí”.

Mientras disfruta y vive de este presente, recuerda aquellas personas que define como “pilares” para poder estar en esta situación. “Mis viejos, mi familia. Llegaba a mi casa llorando y, los primeros que están son mis viejos, mi hermana o mis abuelos. Son los pilares de mi vida, me ayudaron siempre a seguir adelante y no quedarme en la angustia”. “Mi viejo estaba ansioso de verme contra Belgrano pero no se dio, ya se le dará. Hay que romperse día a día para seguir estando en el equipo”, destacó.

Romero cuenta de dónde salió, futbolisticamente hablando,: “empecé a jugar en Godoy Cruz a los 8 años. Soy de Mendoza, de Guaymallén. Le dediqué la mitad de la vida al club. Estoy a un paso, hay que meterle con todo para llegar a cumplir un sueño. La verdad que yo, nunca me imaginé estar en esta instancia a esta altura del año viendo cómo terminé el año pasado”.

Para cerrar, también comentó sobre la importancia que tiene, para esta generación de jugadores, la competencia en inferiores AFA: “El torneo de inferiores es corto pero intenso, hay que jugarlo a morir a ver si se puede conseguir algo que soñamos todos: conseguir un título en AFA. Nosotros empezamos en novena de AFA, te ayuda a subir el nivel una barbaridad. Ese roce es impresionante”, cerró Romero.

Foto de portada: Federico Umana – De un Rincón Bodeguero desde Buenos Aires

Similar Posts