El jugador de la cuarta del Tomba dialogó mano a mano con De un Rincón Bodeguero luego de la derrota en el clásico de la categoría.

«No hicimos nada de lo que trabajamos en la semana. No pudimos hacer el mismo encuentro contra ellos, si lo hacíamos lo ganábamos pero no pudo ser». Esa fue la autocrítica del juvenil ante el resultado adverso conseguido esta mañana.

«Si teníamos planeado tenerlos arriba acorralado a ellos pero no sé pudo. En la semana trabajamos mucho la presión, estuvimos muy nerviosos.No sé qué nos pasó» continuó el jugador del Expreso su análisis.

Para cerrar, se refirió a los incidentes del final: «Terminó el partido y el jugador número 9 me tiró un pelotazo en la cara. Le pregunté por qué lo hizo, lo cual reaccionó mal cuando le pregunté y ahi comenzaron los golpes».

Foto de portada: Franco Pereyra – De un Rincón Bodeguero

Similar Posts