Luego del partido, el defensor central de Godoy Cruz dialogó con la prensa en Coquimbito y reconoció que “fue un partido complicado” ante el rival “más duro de los que tocaron”.

Alférez reconoció que al rival de hoy, si bien se lo había estudiado, “habíamos visto que iba a ser el rival más duro de los que nos habían tocado porque era práctico, no se complicaba”.

Respecto al juego del Tomba, aclaró “había muchos chicos de Primera y es complicado”, en referencia a la titularidad de algunos jugadores que bajaron del plantel del primer equipo para sumar minutos aunque, eso no es excusa para admitir que dentro de la cancha, con sus compañeros “no nos hablamos mucho”.

Para cerrar, sobre la jugada del penal no cobrado aclaró: “es dudosa, si quiere la puede cobrar y sino no. No hay que apoyarse en eso y hay que seguir trabajando”, además de remarcar que el árbitro es una persona como todos y puede acertar o no.

Foto de portada: Mauricio Más – De un Rincón Bodeguero

Similar Posts