Godoy Cruz cayó derrotado de manera justa contra Colón de Santa Fe en el estadio Brigadier General Estanislao López por 3-1. El gol del Tomba lo marcó Emanuel Olivera, jugador de Colón, en contra de su propio arco.

El Expreso fue ampliamente superado y merecedor de una derrota que debe servir para aprender de cara al futuro cercano. No jugó bien y en ningún momento se mostró certero a la hora de trasladar la pelota. Los circuitos de juego no se conectaron y la imprecisión estuvo a la orden del día para los de azul y blanco.

A la hora de salir jugando en defensa, pases que quedaban cortos y le cedían la posesión al rival o malas decisiones hicieron que gane terreno el adversario y pueda sentirse cómodo. Colón, que con poco hizo mucho, aprovechó esas falencias y se permitió abrir y ampliar el marcador a raíz de estas imprecisiones. Una foto de los primeros 45 minutos fue un pase de Luciano Abecasis que se fue por el lateral cuando estaba muy cerca de Diego Sosa en realidad. Claro está no es esto para puntualizar sobre jugadores en particular, sino para ejemplificar la poca intensidad y puntería del bodeguero.

En el segundo tiempo se esperaban modificaciones, pero no surgieron en cuanto a los nombres en el descanso, pero sí en cuanto a lo actitudinal. Quizás, lo más rescatable del Expreso, mejoró en cuanto a las intenciones y pudo tener alguna que otra jugada aislada en ataque pero quedó en eso.

Esa luz se disipó muy rápido y cuando marcó el último tanto Colón, en los pies de Leonardo Heredia (autor de los tres tantos Sabaleros) se terminó de sentenciar el juego. A partir de allí el local reguló su intensidad de juego y realizó variantes para mantener el resultado, que no corría riesgo alguno, por la cercanía de su viaje a Colombia por Copa Sudamericana.

Ingresaron Ángel González; Osmar Leguizamón e Iván Ramírez en el Tomba que, si bien fue a buscar el ‘gol del honor’ (y lo consiguió en la última), fue con más carácter que juego algo que no se puede sostener si se quiere cumplir con los objetivos de este plantel.

Fue derrota, 3-1 en Santa Fe. Fue merecida, porque Godoy Cruz no jugó a nada en la noche santafesina y fue ampliamente superado por su rival. Fue necesaria también porque veremos cómo se repone el equipo de esto, para el encuentro en 9 días contra Defensa y Justicia en Mendoza, una parada más que interesante para el conjunto de Diego Dabove.

Foto de portada: Agencia Fotoreporter

Similar Posts