Hoy, 02 de diciembre se cumple un año del nombramiento de Sebastián Ariel Méndez como nuevo técnico. Fue un gran acierto por parte de la comisión directiva encabezada por José Mansur. A continuación cómo fue el primer semestre, los objetivos propuestos, el futuro y todo en lo que fue el primer año como entrenador del club.

El año pasado (2015) fue de una campaña regular del Expreso. Con dos técnicos en el torneo, Gabriel Heinze (sin título habilitante pero se dio el lujo de ganar el clásico cuyano dos a uno ante San Martin en San Juan) y Daniel Oldra, un hombre de la casa, hasta el hincha se cansó de esa situación y de ello tomó nota Mansur para traer un nuevo técnico.

En las posibilidades para hacerse cargo del plantel se encontraban Carlos Bustos, Jorge Almiron, Jorge Da Silva y un tal Sebastián Méndez, este último fue el buscado por parte de la dirigencia. Su curriculum marcaba haber dirigido a San Lorenzo, Banfield, Atlanta, Platense y Gimnasia de Jujuy (de donde equipo se fue mal debido a temas extra futbolísticos -presiones de la barra-) y llegaba con muchas dudas de los hinchas del Tomba, de lo que era capaz el ex zaguero central de San Lorenzo entre otros.

El 02 de diciembre de 2015, firma contrato con el Expreso. Foto: Diario Los Andes.
El 02 de diciembre de 2015, firma contrato con el Expreso. Foto: Diario Los Andes.

Llegó a Mendoza dejando en claro dos conceptos importantes: se tiene un plantel joven y se necesitan jugadores de jerarquía y, el otro, es que él venía con la idea de pelear cosas importantes. Los jugadores que llegaron en el primer semestre fueron: Gabriel Carabajal (Talleres de Córdoba), Luciano Abecasis (Pescara de Italia), Fernando Godoy (Atromitos de Grecia), David Ramirez (libre), Tomas Berra (Rosario Central), Facundo Silva (Central Cordoba), Facundo Cobos (Gutierrez Sports Club) y Santiago García (Nacional de Uruguay). Claro está que sumó una gran cantidad de refuerzos para el comienzo del torneo.

Respecto a la otra frase destacada (“venir a pelear cosas importantes”) no se equivocó cuando, a pesar del complicado fixture de arranque (Central en Rosario, Independiente en Mendoza y River en Capital Federal), el balance fue positivo para el equipo con 4 puntos sobre 9 posibles y habiendo pasado “lo peor” de una aceptable manera.

El Gallego da indicaciones en un entrenamiento antes del partido contra River. Foto: Diario Los Andes

El Gallego da indicaciones en un entrenamiento antes del partido contra River. Foto: Diario Los Andes

Con respecto al equipo salía casi de memoria en casi todas las fechas salvo por suspensiones o lesiones no se modificaba, esto quería decir el once era: Rodrigo Rey// Luciano Abecasis – Danilo Ortiz – Diego Viera – Lucas Ceballos// Fernando Zuqui – Fernando Godoy – Guillermo Pol Fernández – Facundo Silva// Jaime Ayoví – Santiago García.

El esquema preferido por el cuerpo técnico de Mendez era el tradicional 4-4-2 y claro está, potenció jugadores que no tenían mucha continuidad o estaban en bajos rendimientos del torneo pasado con Heinze y Oldra, tales los casos de Rey, Ortiz (no tenía muchos minutos en cancha), Zuqui el capitán del equipo en anteriores temporadas o la misma Yoya Ayoví. Encontró un estilo de juego y esa identidad que analizamos en otra nota del especial, marcó la diferencia.

Ver: El Tomba del Gallego.

Ese torneo se dividió en dos zonas y el Tomba estuvo cerca de jugar la final del mismo frente a Lanús, quien finalmente fue el campeón. En su zona estuvo cerca de pasar, pero perdió en la última fecha frente a San Martin en San Juan y término pasando San Lorenzo por un punto lo que fue una gran decepción para todo el esfuerzo hecho por el plantel en dicha campaña, por haber estado tan cerca de algo histórico para la historia del club.

 

El plantel se retira de la cancha luego de la derrota en San Juan que lo privaría de jugar la final. Foto: Diario Los Andes.
El plantel se retira de la cancha luego de la derrota en San Juan que lo privaría de jugar la final. Foto: Diario Los Andes.

El segundo objetivo propuesto era entrar a una copa internacional para darle una alegría a la gente. Por el formato de ese torneo, el segundo de cada zona tenía la chance de disputar un partido en estadio neutral para decidir quién ingresaba directo a la Copa Libertadores del próximo año. El encuentro fue ante Estudiantes en el estadio Mario Alberto Kempes  y terminó con derrota del Tomba por uno a cero allá por el 28 de Mayo pasado para la angustia de este grupo de jugadores y el cuerpo técnico. Ahora quedaba rezar para que haya un milagro en la Copa Sudamericana los equipos Banfield, Belgrano e Independiente tenían que no salir campeones de la competición para así cederle el lugar a Godoy Cruz.

Fue el 28 de septiembre que esas lagrimas del 22 de Mayo post-partido frente a San Martin y del 28 después de perder frente a Estudiantes, eran de alegría debido a que el Tomba accedía directamente a su tercera Copa Libertadores de América. De nuevo, algo histórico se había logrado en casi medio año de la asunción de Méndez como técnico. Fue un gran logro para la institución y para este grupo de jugadores, más los que dejaron muy bien al club caso del anterior capitán Zuqui, entre otros.

En perfil bajo, el Gallego hizo mucho para la historia de la institución, a bases de rendimientos y actuaciones a tal punto lo quiso Racing en el actual torneo, pero no se movió de Mendoza donde se nota muy cómodo con la provincia. En el actual semestre llegaron para reforzar el equipo: Nicolás Sánchez (Sarmiento), Gastón Suso (Mitre de Santiago del Estero), Marcelo Benítez (Defensa y Justicia), Maximiliano Correa (Instituto), Maximiliano Sigales (Atenas de Uruguay), Pablo Alvarado (San Lorenzo), pero perdió jugadores importantes casos Zuqui (Boca),Ortíz (se terminó el préstamo y lo adquirió Racing), Godoy (Talleres). En el balance, podemos determinar que mantuvo la base y le dio rodaje a los juveniles.

El Gallego en el triunfo contra Estudiantes de Buenos Aires. Foto: Diario Los Andes.
El Gallego en el triunfo contra Estudiantes de Buenos Aires. Foto: Diario Los Andes.

En el actual torneo al igual que el anterior se está haciendo fuerte en Mendoza perdió un solo partido frente a San Lorenzo el torneo pasado por uno a cero por la fecha ocho, en el presente campeonato le está costando sumar fuera de casa sumo uno frente a Sarmiento el domingo pasado. En fin fue un gran acierto por parte de la comisión directiva del Tomba poniendo su ficha en un señor laburador, humilde, respetado y con claros conceptos para hacerse cargo del plantel.

Ojala se hable en Gallego para rato en Godoy Cruz porque se está creyendo en un proyecto encabezado por Méndez. En 30 partidos dirigidos, inclusive por Copa Argentina, eliminando a Estudiantes de Caseros y Banfield y quedando afuera con San Lorenzo fueron en total 17 victorias, cuatro empates y solamente nueves derrotas en total el 66% de efectividad en un año, un gran balance del año al frente del plantel.

Similar Posts