Unos cuantos días han pasado desde que todo culminó para nuestro Godoy Cruz en el pasado Torneo de Transición 2016 donde tan cerca de las puertas de la gloria quedamos. Pudimos, podemos y podremos hablar mil horas acerca de la última fecha o del partido contra Estudiante, pero no podemos cambiar nada, solo mirar para adelante y proyectar con lo que hay, porque quedo una interesante base pero es solo eso, una base.

En estos 21 días perdimos: al capitán, Fernando Zuqui, que jugará ahora en Boca Juniors, a un pilar de la defensa como lo fue Danilo Ortiz (encima también interesa en Rosario Central su nombre), no tenemos novedades acerca de Lucas Ceballos que, si bien Sebastián Méndez lo quiere adentro, está más afuera que adentro porque no hay noticias de la renovación de su contrato con el club (vence en 11 días el vínculo), queda a definir también la continuidad de Guillermo Pol Fernández (no entró su pase en la negociación con Boca por Zuqui) entre las más destacables de esa base de primer equipo que se formó.

A eso, le debemos sumar que no hay ni miras de incorporaciones. Nombres como los de Jonás Aguirre o Gustavo Colman sonaron pero de manera rápida su representante nos negó tal rumor de vinculación con el Expreso. También parecía que interesaba Lucas Gamba, delantero de Unión, pero no hubo ninguna novedad desde que se dio la noticia (hace dos semanas) y, aunque intentamos comunicarnos con el involucrado, nunca tuvimos respuesta desde este medio. ¿Qué estamos esperando entonces?

Más de una vez dije en lo personal que este mercado de pases es el que puede marcar un antes y un después en el equipo mendocino. Manteniendo una base e incorporando jugadores con trayectoria o en buena forma, en aquellos puestos que el cuerpo técnico así lo requiera para que pueda trabajar con el mejor material y así, realizar una campaña acorde a las expectativas de todos. Eso si… no pidamos milagros después si no actuamos ahora, estas tres semanas de nulo movimiento en cuanto al armado del plantel 2016/17 es tiempo que ya no se puede recuperar porque no es lo mismo arrancar la pretemporada con casi todos los jugadores que hacerlo y que en el medio vayan llegando (o yéndose) protagonistas.

La primera prueba será el 13 de julio, en 24 días para ser exactos, cuando el Expreso se enfrente en cancha de Arsenal de Sarandí a Estudiantes de Buenos Aires por los 32avos de la Copa Argentina 2015/2016 (si, de la temporada pasada pero bueno queda para otro capítulo), por lo pronto seguimos esperando en que se pueda armar el mejor Tomba para lo que se viene.

Similar Posts