Ganó el Tomba 1-0 con gol del Morro García de penal, se prende y le sacó el invicto al Decano. Lleva tres victorias al hilo y queda en el tercer puesto de la Superliga Argentina.

El partido en el Malvinas Argentinas prometía de arranque un espectáculo de buen fútbol. Tal es así que, tras la primera llegada del Tomba a los ocho minutos con un fuerte remate de Fabián Henríquez despejado por Christian Lucchetti, un minuto más tarde Gervasio Núñez lo tuvo para la visita pero erró su chance. La promesa parecía cumplirse, pero a pesar de ese inicio intrépido fue decreciendo el nivel de ambos equipos en en juego y la intensidad.

Atlético Tucumán sostuvo un estilo de juego más directo, buscando siempre a Mauro Matos o Luis Miguel Rodríguez, aunque sus mayores oportunidades vinieron de su sector derecho. Allí aprovechando la velocidad de Mathías Abero y Núñez, le ganaron en varias ocasiones la posición a Fabrizio Angileri aunque sin poder inquietar de manera clara a Roberto Ramírez.

Godoy Cruz, por su parte, también intentó hacerse fuerte por su sector diestro. Aprovechó muy bien la velocidad que sabe dar Ángel González en el tercio final y, precisamente a Angelito, le cometieron el penal tras una buena asociación a un toque con Victorio Ramis sobre el final del primer tiempo. El Morro Garcia lo cambió por gol y el 1-0 lo dejaba al Tomba mejor parado para el segundo tiempo, en un partido muy táctico.

Pero al comienzo del complemento, Luciano Abecasis vio la roja luego de una discutible decisión del árbitro Echavarria y cambió prácticamente el trámite del porvenir del partido. Agustín Manzur, de buen primer tiempo (mostrándose movedizo siempre que tuvo la pelota), fue quien tuvo que salir para que Agustín Verdugo entre a la cancha y ordene el equipo en el puesto de Lucho.

La roja tuvo un efecto inmediato en el visitante que tuvo una chance clarisima con un remate de Rodrigo Aliendro dentro del área chica que encontró una respuesta espectacular de Roberto Ramírez.

Los siguientes veinte minutos a la ocasión de Atlético Tucumán, fueron un respiro para Godoy Cruz que manejó los tiempos del encuentro cada vez que podía. Claro que aún así la visita tuvo sus chances con un tiro libre clarisimo que David Barbona estrelló en el travesaño o un remate muy débil de Javier Toledo en soledad que contuvo Robert.

A partir del minuto 30, el Expreso decidió aguantar el partido replegandose atrás y esperando un contraataque. El conjunto tucumano buscó siempre el empate, pero su falta de eficacia fue clave para que el arco del Tomba terminará en cero. Así se consumó la tercera victoria al hilo de Godoy Cruz, todas con el cero en su arco. Además, se rompió el invicto que Atlético Tucumán arrastraba desde el arranque del campeonato.

El Bodeguero se prende nuevamente a los puestos de arriba e ilusiona con volver a encontrar ese plantel que peleó la última Superliga hasta la última fecha.

Repasá la cobertura completa al estilo De un Rincón Bodeguero

Foto de portada: Infobae

Similar Posts