Andrés Merlos le dio el triunfo a San Lorenzo en el último minuto de partido. No, no es un refuerzo de este mercado de pases del Ciclón ni nada que se le asemeje. Fue el árbitro del encuentro el que otorgó como falta la imagen de portada de esta nota. Tomás Badaloni y Richard Prieto hicieron los goles del Expreso.

En un partido cuyo análisis se puede dividir perfectamente en tres bloques cada 45 minutos, cayó el Tomba de Lucas Bernardi en el debut de la Superliga Argentina 2019/20.

El primer tiempo fue todo del rival que, futbolísticamente, lo pasó por arriba al Tomba. Desplegó un fútbol casi a la perfección que anuló a los pibes del Expreso. En menos de cinco minutos generó tres ocasiones claras de gol donde la tercera, fue adentro. Nahuel Barrios conectó un centro cruzado que le permitió la merecida apertura del marcador al local.

Los minutos posteriores fueron aún más todos del Ciclón. Sin encontrar la pelota, sin poder hacer funcionar los circuitos de juego en mediocampo o en las bandas, con la presión constante del rival. Así San Lorenzo generó varias ocasiones de gol más aunque le faltó claridad a la hora de rematar para exigir a Roberto Ramírez. Esa superioridad del plantel local hizo que, de manera extraña, como expresó Lucas Bernardi luego en conferencia, haga pegar más al plantel del Tomba que se fue con muchos amonestados al descanso y dando una imagen de juego brusco que llamó la atención.

«Perdonó» y mucho el conjunto azulgrana y, en la última, Richard Prieto en una corrida en solitario mandó un presagio de lo que vendría luego: remate cruzado que contuvo Nicolás Navarro. Fue a los 44 minutos el único remate del Expreso en el inicio.

Luego del descanso entraron Agustín Aleo, a quien seguramente le hagan estudios médicos para ver cómo es su situación de cara al choque con el Palmeiras, y Santiago García, quien cambió la historia sin meter ni un gol.

La presencia del delantero uruguayo en ataque y el compromiso a la hora de defender y recuperar la pelota en mediocampo impulsó animicamente a los pibes que se llevaron puesto a su rival. Con precisión milimétrica, el Morro le sirvió la pelota a Prieto para que centre y asista a Tomás Badaloni en el gol del empate. El primero del juvenil y justo en el día de su debut.

Y no solo al empate, sino a darlo vuelta. Agustín Aleo llegó hasta el final de la cancha y, si bien no pudo centrar con claridad, hizo que Navarro de rebote para que, tras otro rechace por el remate Leandro Vella, Richard Prieto la mande a guardar otra vez. 2-1, un estadio en silencio y una realidad concreta: los pibes lo habían dado vuelta.

Desde ese momento pareció reaccionar el local y buscó nuevamente las llevar las riendas del encuentro. Fue, con el pasar de los minutos, recuperando la pelota y haciéndola circular para encontrar los espacios. La defensa del Tomba intentaba ocupar los huecos que quedaban pero lo ancho que hacía la cancha San Lorenzo se lo complicaba, más aún con las pelotas cruzadas.

De allí vino el empate de Gino Peruzzi. Un centro cruzado que encontró solo en el área al lateral. 2-2 quizás merecido por el trámite general del encuentro. En esos minutos finales pudo el Tomba ponerse 3-2, aunque sin claridad a la hora de rematar, pero también el rival continuaba jugando con el pelotazo cruzado para encontrar mal parada a la defensa bodeguera y complicaba un poco las cosas atrás.

Luego, el final que todos conocemos. ¿Para qué escribirlo si las imágenes hablan solas?

El próximo encuentro del Bodeguero será el martes en San Pablo por la vuelta de la Libertadores desde las 21:30 horas.

Foto de portada: Captura de pantalla

Similar Posts