Si bien recién culminó la sexta fecha y estamos por arrancar la séptima de esta edición 2018/19 de la Superliga Argentina, en la sede del torneo en Puerto Madero ya se comenzó a pensar en el futuro.

Luego del multitudinario campeonato de Primera División con 30 equipos se decidió volver a la normalidad de tener entre 20/22 equipos. Cuando en su momento se anunció esto la preocupación de muchos clubes, e hinchas de esos clubes, era saber cómo se iba a dar: un descenso multitudinario de 8/10 conjuntos o de manera gradual.

Entonces ganó la postura gradualista y se determinó que, desde hace dos temporadas ya, bajen el doble de equipos que suben desde la B Nacional. Así, hoy en día, la Superliga está compuesta de 26 clubes y, a fin de temporada, tendrá dos menos por lo que el calendario de partidos seguirá reduciéndose también algo que a las empresas con los derechos de televisación, les preocupa.

Tanto les preocupa que impulsaron el proyecto de la ‘Copa de la Liga’. El mismo se aprobó y se disputará una vez finalizada la temporada regular, en abril 2019, para tener más fines de semana de fútbol y que no termine tan pronto la temporada. Pero el ‘problema’ generado por la reestructuración, no sería solo para esta temporada sino que, mirando al futuro, asoma un posible campeonato de solo 23 fechas ya que habrá 24 equipos desde agosto 2019 en la élite nacional.

Es por ello que, desde hace algunos días, se está evaluando una posibilidad más concreta: la vuelta de los torneos largos a dos ruedas. Se disputaría un torneo de ida y vuelta con un total de 46 fechas, similar a lo que se encuentra actualmente en la segunda división del fútbol inglés. Con este formato, se jugarían casi seguro fechas los días hábiles y sería un desafío más para la programación del calendario más por los equipos que disputen Copa Sudamericana y Libertadores de América tanto en 2019 como en 2020.

Claro está, la situación actual del proyecto es «en evaluación» y si bien varios dirigentes ya comenzaron a reconocerlo no está nada confirmado aún. Habrá que ver el porvenir de la situación ya que aparece otro factor en juego: el pedido de la CONMEBOL de cambiar el calendario europeo (agosto-mayo) por el sudamericano (marzo-noviembre) para sincronizar la competencia local con los torneos continentales.

Foto de portada: Archivo De un Rincón Bodeguero

Similar Posts