Me encuentro en una situación extraña, inmerso en una duda que no pensé verme en ella por un tiempo. No encuentro explicación, pero tampoco la quiero encontrar imagino.

Pareciera ayer que asumías el cargo de director técnico de nuestro Tomba y comenzábamos a conocer tu estilo de juego y lo que venías a proponer al club. Llegaste y dijiste que acá “el equipo iba a ser protagonista”, ese mensaje los jugadores lo entendieron rápido al punto tal que el mismo, en ese entonces, capitán Fernando Zuqui antes de arrancar el campeonato, en Vélez, me dijo que “va a ser imposible que nos puedan ganar”. Sinceramente, nadie lo creía, ni el más optimista, y hasta algunos decían que era una “locura” pensarlo.

Es así que arrancó el torneo y fecha a fecha fuimos viendo como crecía la ilusión. Un triunfo en River, otro agónico en Banfield, una fortaleza en Mendoza y, luego de una goleada en Liniers, nos vimos ahí arriba. ¡Y no lo podíamos creer! Estabamos todos comenzando a pensar que si se podía, porque era la fecha 9 y faltaba nada.

Seguimos ganando, a pesar de todo (y todos) y parecía que era esa la oportunidad tan deseada, que ¡este era el año! Pero no. Nos llevamos la pared puesta y nos vimos con las manos vacías en tan solo dos semanas. De pensar en la gloria a quedarnos tan cerca, decí que el tiempo pone a todo en su lugar, y meses después confirmamos que estaremos jugando nuestra tercera Copa Libertadores (¡¡a menos de un año de haber salido 22º en el campeonato local!!).

Quizás, ahora nos encontrábamos en una situación atípica. Imbatibles en casa, invitados de lujo afuera (no gana hace más de 7 meses fuera de Mendoza por el torneo y hasta ha jugado malos partidos –Temperley u Olimpo, entre otros-), pero pregunto yo ¿qué equipo en el mundo juega todo el año bien? Son los menos y, no por nada, pertenecen a la elite mundial.

Sostengo que hasta no escucharlo de vos, no será oficial (al menos para mi y, quizás, para muchos hinchas también), pero lo único que te puedo decir es GRACIAS. Sí, con mayúsculas. Porque le devolviste con tu estilo de juego la ilusión al hincha de Godoy Cruz que había perdido durante el 2015. Porque nos hiciste revivir sensaciones que teníamos dormidas desde 2010 o principios de 2014. Porque se hizo un “acto de justicia más” como vos definiste a esta clasificación a la Copa Libertadores 2017.

Muchas gracias, Gallego. Lo que hiciste en el corto tiempo que estas en el club, no lo vamos a olvidar porque entraste en la historia.

Foto de portada: Archivo Diario Los Andes

Similar Posts