La frase pertenece a Luciano Pizarro, jugador del plantel que integra la nómina bodeguera que va a Buenos Aires para disputar una serie de partidos amistosos en los próximos días que arrancan mañana contra Tigre en Escobar. Antes de partir, hablamos con el volante y esto nos decía mano a mano con De un Rincón Bodeguero.

Nos comunicamos con el jugador antes de viajar y su predisposición fue la mejor. No es para menos, el surgido de las inferiores del club viaja a su primer gira con la Primera de pretemporada y nos cuenta que está “muy contento de estar acá”.

Sabe que nada de esto es casualidad, sino es causalidad y la recompensa a no bajar los brazos “siempre tuve confianza en mí y trabajo fuerte para estar poder estar mejor”, declara Pizarro de 21 años. Sabe que lo más reciente lo ayuda, “tuve la suerte de hacer buenos partidos (contra Maipú y Desamparados de San Juan en previos amistosos) y hoy tengo la suerte de estar aca gracias a Dios”.

Si bien no pudo dialogar mano a mano todavía con el DT, nos cuenta que Lucas Bernardi “antes del partido con Desamparados me dio indicaciones y consejos que me ayudaron en el amistoso”, por lo que ahora buscará “hacer las cosas bien” para cumplir su objetivo de “tener la chance de quedarme en el plantel”, aunque también aprovechará estos días para seguir creciendo y aprendiendo de sus compañeros, “trato de mirar a todos los que juegan en el medio, todos tienen bastante experiencia y son muy buenos jugadores así que trato de aprender de ellos”.

Para cerrar, le deja un mensaje al hincha de Godoy Cruz en el que le “agradece por el aguante de siempre, en el partido con Deportivo Maipú, que me toco estar adentro, fue increible”.

Foto de portada: Antonella Arcangeletti

Similar Posts