“Si Godoy Cruz sale campeón, sería un orgullo para el fútbol del interior. Ellos son un ejemplo para nosotros”. El dueño de esta frase es Jorge Miadosqui, vicepresidente de San Martín de San Juan, próximo rival bodeguero. Esta frase nos hace pensar en el respeto que nos tienen los equipos del fútbol argentino. Algunos en realidad, ya que hay varios equipos de la Capital Federal que subestiman al Tomba a mansalva y no lo creen capaz de lograr grandes cosas. Pero, ¿saben qué? Se me infla el pecho cada vez que los equipos del interior nos quieren tomar como ejemplo a seguir.

Porque no fue nada fácil llegar a estar donde hoy estamos. Este presente es producto de años y años de trabajo. ¿Por qué no?

espejo2

Porque siempre fuimos un equipo considerado “chico” en Mendoza, porque vivíamos a la sombra de los del parque (Gimnasia e Independiente) y éramos un club más del montón en Mendoza.  Sin embargo, TODO empezó a cambiar a partir de 1994, año en que participábamos por primera vez de un Nacional B, de la mano de “Bubi” Machado, el “Gato” Oldrá, el “Lechuga” Alaniz, los hermanos Almeida, entre otros. Esa temporada 93/94 sería la página más gloriosa de Godoy Cruz (hasta ese momento).

Si, porque la historia recién comenzaba, porque pasamos 11 años en el Nacional B, donde en el medio sucedieron acontecimientos importantísimos, uno de ellos, sin ir más lejos, fue condenar al descenso a uno de los equipos considerados más importantes que nuestro querido Godoy Cruz (Independiente Rivadavia), y así dejamos una mancha imborrable en su historia.

10 - 1Luego llegaría el 2006. Si para nosotros era importante disputar la B Nacional, era inimaginable lo que sentiríamos al llegar a la Primera División del Fútbol Argentino, luego de superar a Nueva Chicago en una final por el ascenso. ¿Sufrimos? Obvio, no seríamos Godoy Cruz sino. Nuestra estadía en Primera duraba solamente una temporada y volvíamos a la segunda división. Pero allí estaban Sergio Batista y Daniel Oldrá (nuevamente, ahora con el rol de entrenador), para, entre ambos, resurgir al Expreso desde las cenizas y lograr una vez más el boleto a primera (lugar que no abandonamos desde entonces).

A partir de allí la historia es tan conocida como extensa, pero de todas formas la reviviremos. Terceros en 2010 con Asad con un equipo revelación. Posteriormente el que tomaba la posta era Jorge Da Silva para pelear un campeonato que los árbitros nos arrebataron de las manos. También para hacer un gran papel en la primera Copa Libertadores disputada por el club, y una digna actuación en la Sudamericana, en donde se llegó a cuartos de final, perdiendo por penales y retirándose como invicto. Todo lo anteriormente dicho en un solo año.

espejo4

En 2012 jugábamos la segunda Libertadores, pero no se cumplió con las expectativas esperadas. Hasta 2014, fueron épocas difíciles que nos llevaron a pelear por no descender. Pero ahí llegó a Almirón, que con su gran idea futbolística salvó al Tomba del descenso y lo dejó como subcampeón de ese Torneo y jugando la segunda Sudamericana. Si bien nos eliminaron en primera ronda, la historia del club no se dejaba de escribir.

Hoy, 17 de mayo de 2016, la vida nos encuentra a un sólo paso de llegar a la finalísima del 29 de Mayo en Córdoba, que nos enfrentará (en caso de ganar en San Juan) a Lanús. Fecha y lugar en donde se depositan los sueños de cada uno de nosotros. Ahora, tengo 2 preguntas ¿fue casualidad llegar a todo esto? ¿Nos regalaron algo?. A ambas respuestas contesto con un NO rotundo.

Para cerrar, quiero destacar el trabajo (muchas veces criticado) de la dirigencia, que hace años ha apostado a jugadores que costaban dos chirolas y terminaron siendo vendidos en millones de dólares, casos sobran (Carlos Sánchez, Leandro Fernández, Gonzalo Castellani, Enzo Perez, entre otros). Producto de estas “canalladas” del titluar de Godoy Cruz y sus secuaces, el último balance arrojó 25 millones de pesos de superávit, cuando el 90% de los clubes de AFA deben millones y millones, y puedo asegurar que este número aumentará en las próximas temporadas. Y si, Godoy Cruz es un club modelo para todos los equipos provincianos, económica y futbolísticamente hablando. Sí, un verdadero espejo del interior

espejo5