Estuvimos tan cerca de lograr la gloria y ahora ¿deberemos volver a remar de cero? ¿Es realmente necesario que se vaya casi la mitad del plantel que logró volver a pelear cosas después de algunos años? ¿Por qué cuesta tanto que vengan los jugadores que pidió el cuerpo técnico? A continuación, una opinión acerca del tema.

Estamos a 32 días exactos del arranque de un nuevo campeonato (que en realidad no sabemos contra quienes vamos a jugar pero si es cierto que se realizará) y a 16 días del debut por Copa Argentina contra el siempre complicado, al menos en esta competición, Estudiantes de Caseros (Buenos Aires) tenemos más pálidas que buenas en cuanto a las noticias y todos en el mundo Godoy Cruz vemos como se repite una película que pensamos que, de una buena vez por todas, no la pasarían más en el cine.

En primer lugar, lo netamente económico. 25 millones de pesos de superávit en el último balance es un oasis en el fútbol argentino hoy en día y podría aprovecharse para potenciar el primer equipo, las inferiores u obras importantes de infraestructura (Feliciano Gambarte, por ejemplo). Si bien Coquimbito es una obra que marcará la diferencia a largo plazo, ya está prácticamente finalizado y lo único que tiene es “gastos de mantenimiento” por lo que me pregunto ¿a dónde está yendo ese dinero? Si, se realizan obras en la sede del club de calle Balcarce pero, no creo que se lleve todo ese dineral una obra de refacción honestamente. A esos 25 millones de pesos, sumémosle un millón y medio de dólares por el reciente pase de Fernando Zuqui a Boca Juniors (en caso que finalmente no arregle Pol Fernández con Godoy Cruz). Entonces… ¿por qué no se reinvierte el dinero en el plantel? Ojo, también vale destacar que los sueldos se pagan al día y representa un monto importante para el club, en eso hay que reconocer y sacarse el sombrero.

Luego, en segundo lugar puedo agregar que en más de una ocasión dije que este mercado de pases podía marcar un antes y un después para Godoy Cruz en su historia. Ser el que lo impulse a ser protagonista de cada torneo en el fútbol local y no había que hacer mucho para lograrlo solo mantener la base (aceptando que partan uno o dos jugadores como máximo) y buscar en el mercado reemplazantes que pudieran estar a la altura o, en todo caso, potenciar juveniles del club. Nada por aquí, nada por allá…

Zuqui y Lucas Ceballos  los que ya están afuera del Tomba. Pol y Danilo más afuera que adentro.
Zuqui y Lucas Ceballos los que ya están afuera del Tomba. Pol y Danilo más afuera que adentro.

A la ya mencionada baja de Fernando Zuqui se le sumó una baja más que sensible en defensa como lo fue la de Lucas Ceballos, nada más y nada menos que el subcapitán, y ¿saben por qué duele más?, se fue después de cuatro años en el club con el pase en su poder y no le ofrecieron la renovación cuando fue una pieza CLAVE (si, con mayúsculas) en el equipo de Méndez el último torneo (como para ir a lo reciente). Otro que creció muchísimo en este torneo y por el cual no se realizó un esfuerzo cuando quizás, valía la pena realizarlo, es Danilo Ortiz que manifestó querer quedarse en el Tomba y, recién ahora, la dirigencia tombina se mueve para hacer lo posible en retenerlo (un mes y 5 días después de que terminara el torneo, cuando el jugador ya se está entrenando con Cerro Porteño en Paraguay). Un caso más, aunque con tintes distintos, es el de Guillermo Pol Fernández que negoció contrato con el club pero distante está de continuar por diferencias económicas (y porque en diciembre queda con el pase en su poder). Y, por último, contemos la concreta posibilidad de que Jaime Ayoví emigre también al fútbol de los Estados Unidos en los próximos días, dejando al Morro García como referente en el ataque.

Si bien ya arribó Maximiliano Sigales, jugador que promete por su reciente pasado en Atenas de San Carlos (Uruguay), y hay propuesta formal realizada por Christian Bernardi de Instituto, será todo un rompecabezas para Méndez armar el equipo porque, a hoy, el único lateral izquierdo natural que queda en el club es Facundo Cobos, mientras que por derecha solamente está Luciano Abecasis, un ejemplo concreto del desarmado que está sufriendo el equipo que tiene casi abrochado su boleto a la Libertadores 2017, nada más y nada menos.

El club anuncia la llegada de la única incorporación de este mercado de pases. Foto: Club Godoy Cruz (Oficial).
El club anuncia la llegada de la única incorporación de este mercado de pases. Foto: Club Godoy Cruz (Oficial).

¿El equipo titular por ahora? En lo personal: Rey – Abecasis – Viera – Galeano – Cobos – González – Godoy – Emanuel García – Silva/Carabajal – Santiago García – Sigales/Garro. ¿Competitivo? Probablemente si, esto es fútbol y lo más improbable puede suceder dentro del campo de juego, pero a la suerte no hay que tentarla a veces y es mejor estar preparados para lo que pueda venir.

En conclusión, recursos económicos hay, intenciones parece que a veces, son las que faltan y, en el medio Sebastián Méndez espera por los jugadores para armar un equipo que nos lleve a pelear el campeonato e ilusionarnos una vez más.

Similar Posts