Godoy Cruz tuvo una noche de pesadilla en Avellaneda y se fue goleado por 3-0. Racing Club sigue puntero gracias a los goles de Lisandro López y Federico Zaracho en dos ocasiones.

El encuentro marcó la tendencia desde el principio. Racing asumió la responsabilidad de, ante su gente, recuperar la cima del campeonato y Godoy Cruz le permitió hacer su juego. En todo momento manejó la pelota uno de los punteros del campeonato y, si bien le costaba generar peligro al arco Bodeguero, era cuestión de tiempo que lo hiciera.

El Tomba nunca se encontró cómodo en la cancha durante los primeros 30 minutos. Abusó del juego directo y no pudo explotar las bandas, una de las principales herramientas del equipo. Como resultado a no tener la posesión de la pelota debió recurrir desde el primer momento al contragolpe, aunque tampoco pudo desplegarlo. El constante pase al ataque de los laterales de Racing, sumado a la presión del local, no le daba tregua a los jugadores del Expreso.

Los minutos pasaron y a los 27 fue la primera alarma naranja. Diego Viera despejó una pelota en la línea para evitar la apertura del tanteador por parte del local. Dos minutos más tarde, Lisandro López abrió la cuenta y el partido se modificó. No el trámite del juego del local, sino que recién a los 30 minutos reaccionó Godoy Cruz y tuvo una ocasión más que clara en los pies de Santiago García quien remató con violencia y dirección de volea para poner el empate pero el arquero Arias se lo negó. Y sobre llovido… mojado.

En la jugada siguiente, el contraataque de Racing lo agarró mal parado a Godoy Cruz en el retroceso defensivo y Federico Zaracho, sólo y con tiempo, puso el 2-0 con el que el juego comenzaba a finalizar su decantación para el lado de los de la Academia. Pudo descontar el Tomba con un remate de Ángel González pero nuevamente Arias mandó al tiro de esquina. El descanso llegó con el 0-2 en el marcador y mucho por mejorar en el visitante.

Y había tanto por mejorar que realizó dos variantes Marcelo Gómez. Ingresaron Nahuel Arena y Valentín Burgoa para, con cambio de esquema mediante, intentar generar más juego.

Lo logró hacer en los primeros instantes del complemento. Se vio un Godoy Cruz que intentó más por las bandas y pudo tener un juego levemente asociado en el medio, claro está que se debió también a que el rival bajó la intensidad de su presión por el resultado favorable. Tuvo más terreno y algo más la posesión de la pelota el Bodeguero pero duró menos de 15 minutos. A los 14 del complemento Zaracho, en otro contraataque, puso el 3-0 definitivo y, a partir de ahí, el partido se terminó.

Los restantes 30 minutos estuvieron para completar el tiempo reglamentario. Lisandro López tuvo ocasiones para poner el cuarto tanto en el marcador pero Roberto Ramírez se lo negó a él y a Jonathan Cristaldo en distintas oportunidades. Racing terminó floreandose ante su gente y Godoy Cruz dejando una imagen preocupante para la suya. El Expreso no tuvo juego y no le encontró la vuelta a un rival que, si en la previa ya era complicado, en el juego fue superior y se lo hizo notar al equipo mendocino. Los números finales lo reflejaron: 8 remates al arco del rival contra 4 propios y 73% de posesión contra el 27% del Bodeguero: el Expreso parece haber perdido el rumbo en este campeonato.

Así llegó a su cuarta derrota el ciclo de Marcelo Gómez que recibió 13 goles y solo marcó 3, todos en un mismo encuentro. El sábado a las 17, la próxima prueba contra Vélez Sarsfield en Mendoza por la fecha 20 de la Superliga Argentina.



Repasá la cobertura completa al estilo De un Rincón Bodeguero desde Avellaneda.



Foto de portada: Agencia Télam

Similar Posts