En el inicio del 2019 Godoy Cruz fue derrotado por Lanús. 2-0 ganó el conjunto visitante con goles de Tomás Belmonte y Lautaro Acosta. Regular partido del Expreso que pagó caro no poder tener ocasiones de gol claras para definir.

El inicio del juego fue esperanzador para todos en el Malvinas Argentinas. Los primeros 15 minutos de partido tuvieron a un Godoy Cruz protagonista, con pelota al piso y buena asociación de pases. En ese lapso pudieron poner el 1-0 para el Expreso Ángel González (remate que le desvía Matías Ibáñez) y Santiago García, que la tiró por arriba del arco con el arquero fuera del área. La presión alta y la recuperación de la pelota en media cancha eran prometedoras pero no continuó durante todo el juego.

Con el correr de los minutos se fue diluyendo y eso quedó como un simple recuerdo y nada más. Lanús, que resistió esos primeros minutos la embestida local, se animó más y comenzó a presionar la salida del Tomba. Así Lautaro Acosta le robó una pelota a Roberto Ramírez que no terminó en gol, solo por el palo. Más allá de esa chance concreta del rival, el Expreso perdió la pelota y se notó en el juego.

El partido se volvió impreciso y cortado, por ser el primero oficial luego de la pretemporada quizás, y en ese contexto el Granate pegó primero y dos veces. En menos de 15 minutos marcó los dos goles del juego. En el primero Tomás Belmonte anticipó a Fabrizio Angileri en el área chica de cabeza, tras un buen centro del sector derecho de la defensa bodeguera, y puso el 1-0 parcial. Sobre el final del primer tiempo, fue Lautaro Acosta que en una maniobra individual quedó frente a frente con Robert Ramírez que nada pudo hacer. 2-0 y final del primer tiempo.

En el descanso, Marcelo Gómez intentó realizar variantes que le den mayor protagonismo ofensivo al cambiar a una línea de tres defensores. En parte lo logró, pero claro está que también fue porque el rival, al tener ventaja en el marcador, se lo permitió. El ingreso de Nahuel Arena, como stopper por derecha, fue positivo y uno de los puntos más altos del equipo junto con Ángel González. Así Gómez buscó que el equipo genere espacios al explotar las bandas, pero no logró inquietar al arquero rival traduciendo ese dominio territorial en chances de gol. El ‘Morro’ siguió estando aislado y volvió a quedar expuesta la falencia que tiene el equipo en este aspecto.

El final del partido llegó con el transcurrir de los minutos y la situación en cancha era la misma. Lanús esperando una contra, que nunca tuvo, y Godoy Cruz sin poder desnivelar en ataque a pesar de que todos los cambios que realizó el DT fueron para empatarlo, al menos. Derrota en el inicio del año y a pensar en River Plate, el miércoles a las 21 horas en el Malvinas Argentinas.

Foto de portada: Club Godoy Cruz – Oficial

Similar Posts