Hay muchas cosas para destacar de este Godoy Cruz y una de esas es, sin ningún lugar a dudas, el lugar que ocupa el Gallego Mendez como técnico. Si bien se podrían mencionar miles de aspectos distintos yo voy a hacer foco específicamente en uno: la relación con los jugadores y la proyección que le dio a los juveniles de la cantera.

Algo fundamental en un equipo es que siempre se trabaje en un clima de competencia, para mejorar, pero casi tan o más importante es que se establezcan lazos afectivos y que haya relaciones humanas en el vestuario. Es decir, que nada quede solo dentro del campo de juego y eso lo entendió a la perfección el Gallego, quien siempre se muestra interesado en el día a día de sus dirigidos y estos se lo retribuyen con sonrisas, abrazos y hasta dedicándole varios goles con el dedo índice.

El capitán lleva la pelota y marca el rumbo. Fue pieza clave durante el primer torneo de Méndez. Foto: Diario Los Andes

Pero si bien esto es un aspecto positivo, creo que hay uno más fundamental todavía: el sentido de pertenencia. Eso buscó potenciar Sebastián desde su llegada con los jugadores, no por nada le dio la cinta de capitán a Fernando Zuqui cuando era solamente un juvenil y lo de Boca todavía no parecía real. Lo mismo hizo con Angel Gonzalez, quien siempre le agradece a su DT la “posibilidad y confianza” que lo llevaron a ser el jugador número 12 (y hasta el once) en Godoy Cruz. Algo muy similar pasó con Robert Ramirez, quien tuvo la suerte de debutar en primera y entre algunos nervios y sueños por cumplir, defendió el arco del Tomba como el Gallego le pidió “con el alma y tranquilidad”.

Hoy, pasó a ser hombre clave en el esquema del Gallego. Ángel González. Foto: Diario Los Andes
Hoy, pasó a ser hombre clave en el esquema del Gallego. Ángel González. Foto: Diario Los Andes

Siguiendo por esta línea también tuvieron más minutos Juan Andrada (que si no era por la lesión sería el titular del equipo), Ezequiel Bonacorso, Fabrizio Angileri, Fabián Henriquez y Facundo Cobos. Sin duda que algunos de los mencionados tuvieron más minutos que otros pero esto no quiere decir que no sean tenidos en cuenta, sino todo lo contrario… como mencioné anteriormente la competencia le hace bien al equipo y, mientras sea con sonrisas y respeto, los juveniles del Tomba intentan impresionar al DT fecha a fecha.

Similar Posts