Godoy Cruz jugó contra el pirata cordobés un partido amistoso con todo el marco de uno oficial. Lo que dejó para seguir analizando, lo lees a continuación en De un Rincón Bodeguero.

  • Gran profundidad de plantilla y en buen nivel.

Salvo Robert Ramírez que no disputó minutos (dado a que Lucas Bernardi no consideró que fuera necesario por el nivel demostrado de los dos arqueros), todos los jugadores que viajaron a Córdoba tuvieron su momento en la cancha y todos estuvieron a la altura. No se resintió en ningún momento cuando se cambiaba de esquema en la transición misma de defensa/ataque o viceversa y nunca fue superado claramente el conjunto por Belgrano.

Además, debutó Diego Poyet con la casaca tombina y no desentonó para nada en los 45 minutos que jugó del primer partido, involucrándose más como pívot defensivo que como centrocampista de ataque.

El técnico está tranquilo, fue un gran partido de toda la plantilla. Foto: Gustavo Salinas - Club Godoy Cruz (Oficial)
El técnico está tranquilo, fue un gran partido de toda la plantilla. Foto: Gustavo Salinas – Club Godoy Cruz (Oficial)
  • Delanteros, ¿sobran?

Ante los rumores de partida de Santiago García (el que menos minutos tuvo ayer de todos los que viajaron), los potenciales reemplazos estuvieron todos a la altura. Javier Correa marcó y se lo notó cómodo en el primer partido disputado, mientras que Maximiliano Sigales también se anotó en la lista de goleadores aunque tuvo que salir por precaución a una lesión más grave. Ellos llegaron al gol, pero no solo ellos tuvieron buenas actuaciones: Ángel González como segunda punta rápido y desequilibrante (asisitó a Gastón Giménez en el primer gol del segundo partido) y Juan Fernando Garro como un volante por derecha con más técnica que velocidad, pero que perdió muy pocos desbordes, también cumplieron y eso dejó satisfecho al DT (ver “Han sido dos buenos…”).

  • Defensa sólida y con alternativas.

Jugaron todos los que fueron y hasta los que no son habitué del puesto como Walter Serrano de líbero en el segundo partido. Siempre la premisa fue salir jugando la gran mayoría de los 180 minutos y, si bien pasó algún que otro sobresalto, el equipo “titular” de Belgrano no le convirtió goles de jugada ya que en muy pocas ocasiones pudo encontrar algún hueco para meterse. (ver “El balance es positivo”).

Gastón Giménez yendo abajo a trabar para evitar que prosiga el ataque rival. Foto: Sergio Cejas - Mundo D
Gastón Giménez yendo abajo a trabar para evitar que prosiga el ataque rival. Foto: Sergio Cejas – Mundo D
  • Todos defendemos…

Si bien eran más los jugadores que atacaban que defendían en los papeles, en todo momento que tenía la pelota el rival y estaba en terreno de juego del Expreso, todos los jugadores retrocedían para intentar recuperar la pelota y salir rápido al ataque. Quien quizás lo encarnó mejor a lo que pidió Bernardi fue Gastón Giménez (ver “Tenemos muchas ganas…”) que si bien, junto con Pol Fernández (ver “Hicimos las cosas bien…”) se asociaban para generarle juego a los delanteros, en más de una ocasión fue al piso a trabar y buscar recuperar la pelota o a bloquear un disparo rival.  Así como él, Andy Henríquez también bajaba a posición del área chica y los extremos del mediocampo pasaban a convertirse en laterales o carrileros.

  • … todos atacamos.

Y no es menor este detalle. En todas las jugadas de ataque de Godoy Cruz que iba armando a lo largo del terreno de juego con traslado de pelota y rotación de posición de los jugadores, terminaban con los volantes centrales en la puerta del área listos para rematar si se presentara la ocasión. Así hizo el cuarto gol Maximiliano Correa (tras pase de Fabrizio Angileri) en el primer partido y también Gastón Giménez, en el segundo encuentro. Los “5” llegan al área, eso parece pedir Bernardi y los jugadores comienzan a ejecutarlo de la mejor manera posible, al momento.

Foto de portada: Federico Umana – De un Rincón Bodeguero.

Similar Posts