El volante del Expreso ingresó al terreno de juego y volvió a jugar luego de mucho tiempo por una lesión que lo dejaba al margen de las canchas.

“Feliz de volver a jugar, mas que nada en el Gambarte que yo como hincha lo disfruto el triple pero un sabor amargo nos queda por el resultado”, expresó en primera instancia el jugador del Expreso.

Aseguró que si bien en el equipo, “sabemos que los penales también son suerte», el haber fallado su remate lo dejó con un sinsabor que espera algún día revertir «Me va a quedar una espina clavada, espero devolverlo algún día”.

Para finalizar, sobre el marco de gente que acompañó dejó en claro que “fue una fiesta. Nadie quita la pasión que tienen estos hinchas, las ganas de volver al Gambarte y el resultado no opacó la fiesta” aunque más allá de esto, volvió a expresar: “los penales a veces se hacen, a veces no, pero me tocó errar esta vez y pido disculpas”.

Foto de portada: Franco Pereyra – De un Rincón Bodeguero