Godoy Cruz cayó derrotado esta tarde contra Palmira de visitante en el estadio José Castro por 2-0. El conjunto dirigido por Andrés Anca no pudo sostener el nivel de juego todo el encuentro, y cayó derrotado ante la jerarquía y experiencia rival.

Nunca pudo hacer pie Godoy Cruz, se notó la falta de jerarquía y experiencia en cómo manejar momentos claves del encuentro. Ese quizás es el resumen a la perfección de lo que se vio esta tarde en la cancha del Jarillero. En los primeros 30 minutos, el equipo Bodeguero mostró un alto nivel físico de juego, pero se desaprovechó ya que no pudo transformar eso en ocasiones de gol.

Los últimos 15 minutos fueron más trabados en cuanto al juego. No pudo generar ocasiones el local y se mostró firme en defensa. Al descanso 0-0 pero luego del entretiempo, la historia fue distinta. Cambió porque el equipo salió desconcentrado y, tras una jugada polémica, en los primeros minutos Gauna marcó el primer gol y complicó al Tombita.

Luego de esto, nunca pudo llegar al arco rival el conjunto de Anca y tampoco estuvo fino en la zona ofensiva el equipo. El fiel reflejo de eso fue que Tomás Badaloni estuvo muy solitario en ataque debido a que no le pudo llegar una pelota de manera clara para poder definir. Los minutos transcurrieron y el marcador se amplió para el conjunto del Este. El 2-0 producto de una salida a destiempo de Matías Soria terminó de sentenciar el juego en cuanto al trámite del mismo.

Se jugó todo lo restante de encuentro en el terreno del Tombita que nunca pudo encontrarle la vuelta al partido. Si bien se acomodó en defensa para no recibir más goles, no pudo generar en ataque y eso es quizás lo que más se analizará en la semana para trabajar.

Foto de portada: Mauricio Más – De un Rincón Bodeguero

Similar Posts