El ‘Tombita’ arrancó su participación en la Liga Mendocina con una victoria. Fue 2-0 a Boca de Bermejo en el partido inaugural de la temporada 2018. Los goles tombinos fueron de Marcelo Freites y Agustín Pereyra.

En un encuentro que le costó a Godoy Cruz, la victoria le da otro sabor a la jornada. El ‘bodeguero’ disputó un primer tiempo donde impuso su diferencia de experiencia en la plantilla pero sufrió de la ansiedad. La máxima futbolera “quiso marcar el segundo antes que el primero” se notaba en el campo de juego y lo remarcó post-partido Andrés Anca, director técnico del equipo, a De un Rincón Bodeguero.

El entrenador remarcó, como principal autocrítica, que al conjunto bodeguero lo vio “impreciso. No entendimos el ritmo de liga, la posibilidad de jugar a distintas velocidades. Jugamos mucho de manera vertical, mucha velocidad cuando el partido pedía tenencia y encontrar las lineas desarmadas”.

La primera diferencia en el tanteador llegó a los 12 minutos tras un tiro de esquina que conectó ‘Chia’ Pereyra. 1-0 y el partido entraba en territorio bodeguero en su totalidad que controló a gusto y placer el juego y no aumentó la diferencia solo por lo expresado por el DT tombino.

En el complemento el juego fue similar. El ‘Tombita’ aumentó la diferencia con un gol de Freites a los 12 minutos del complemento y después la falta de precisión a la hora de dar el pase a la red, lo privó de un resultado mayor. “Si teníamos más paciencia era diferencia de seis o siete goles y nos podríamos haber ido con otro sentimiento”, comentó sobre esto Anca.

El técnico del equipo rescató, además del triunfo, la predisposición de los jugadores que bajaron de Reserva dado a que esta fecha Arsenal no se presentó. “desde lo actitudinal de los chicos, muy contento porque pidieron todos jugar la liga”.

Foto de portada: Club Godoy Cruz – Oficial

 

Similar Posts