Luego de un 2010 excepcional, con Asad a la cabeza del plantel de Godoy Cruz, donde el equipo peleó el descenso y el torneo al mismo tiempo, se logró entrar a la primera Copa Libertadores. A continuación lo que fue la primera participación del Tomba en el certamen continental.

Cuando se realizo el sorteo de dicha competición, se determinó un grupo duro para el Expreso por ser la primera vez. Los rivales fueron de experiencia en Libertadores, porque los equipos conformados en el grupo ocho fueron: Liga de Quito (Ecuador), Peñarol (Uruguay) e Independiente (Argentina), además de Godoy Cruz. El técnico en esa primera participación fue Jorge Da Silva, contaba con un buen plantel a su disposición.

El primer partido para el debutante en la Copa recibía de local a un rival complicado como lo era Liga de Quito, un equipo potencia en Sudamérica que había ganado la Copa dos años antes. Fue en condición de local y el Tomba lo venció por dos a uno con goles de Carlos Sánchez y Nicolás Sánchez, había empatado transitoriamente Neicer Reasco. El once en el debut fueron: Sebastián Torrico// Roberto Russo – Leonardo Sigali – Nicolás Sánchez – Zelmar García// Carlos Sánchez – Nicolás Olmedo – Diego Villar -Ariel Rojas// Pablo Miranda – Rubén Ramírez.

El segundo partido era contra un histórico y, por ende, una visita de riesgo. Nada menos frente a Peñarol en el Malvinas Argentinas y la experiencia pesó porque fue derrota por tres a uno del equipo mendocino frente a su gente los goles fueron convertidos por Olivera en dos oportunidades y Aguiar para el elenco uruguayo mientras que Rubén Ramírez hizo el gol para el Tomba. Pero se repuso rápido el Expreso en la tercera fecha que era la primera afuera, de visitante, y nada menos que en una cancha conocida contra un rival que a Godoy Cruz “le sienta bien” Independiente en el Libertadores de America. El local se puso en ventaja con gol de Facundo Parra, mientras para el Expreso, lo dieron vuelta Hernán Fredes en contra, Rubén Ramírez y Ariel Rojas para el tres a uno final.

El cuarto partido fue frente al Rojo pero en Mendoza. Fue empate a uno. Para el local lo empató Rubén Ramírez tras el gol de Matías Defederico que puso la ventaja para el Rojo. Al finalizar la cuarta fecha, el Tomba estaba en puestos de clasificación con 7 unidades, nada mal para su debut, pero con la obligación de sumar afuera para lograrlo en dos escenarios difíciles e históricos: el Centenario de Montevideo y la altura de Quito.

Fue justamente el quinto partido frente a Peñarol en el histórico Centenario el que comenzó a cambiar la historia. El Tomba perdió por dos a uno en suelo uruguayos y quedaba con la obligación de ganar en Quito o empatar y esperar resultado a favor. Los goles fueron de Olivera y Freitas para el conjunto comandado por aquel entonces por Diego Aguirre (hoy DT de San Lorenzo de Almagro), que recordemos llego a la final en esa edición, y Rodríguez en contra de su arco para el Tomba tras una serie de rebotes en el área chica manya.

El último partido era una visita riesgosa frente a la Liga de Quito en la altura con lo que eso significaba. Nada pudo hacer el bodeguero tras un digno primer tiempo y finalmente fue derrota por dos a cero, quedando así consumada la eliminación del Tomba, haciendo un aceptable labor en el grupo. Los goles del local fueron de Bolaños y Hernán Barcos, hoy jugador de Vélez.

Fue un buen papel en su primera para el Tomba que termino último con siete puntos pero solo a tres de la clasificación. Por lo que la experiencia era positiva para un equipo que, mientras tanto iba gestando en Argentina su clasificación a la edición 2012.

Similar Posts