Segunda entrega a cinco días del inicio del mundial de Rusia 2018. Hoy, la historia del primer formado en la institución más grande de todo Cuyo que estuvo en un Mundial de la FIFA. Diego Pozo, el arquero.

Luego de la convocatoria de Constantino Urbieta Sosa para Italia 1934, el segundo nombre en la lista se escribió hace ocho años, para Sudáfrica 2010. Diego Raúl Pozo, nacido en Mendoza el 16 de febrero de 1978, fue quien se anotó en esa selecta lista y, al día de hoy, sigue siendo el único jugador formado en Godoy Cruz que estuvo en la máxima cita a nivel mundial del fúbol de selecciones.

Debutó en el arco tombino contra Deportivo Morón en la temporada 1995/96 de la B Nacional como juvenil por una protesta del plantel de Primera. Aquella derrota 2-3 contra el elenco de Buenos Aires no sería el único partido sino que disputó más de 100 con la camiseta azul y blanca. Estuvo hasta la temporada 2004/2005 en Godoy Cruz y luego pasó a Huracán de Parque Patricios.

Tuvo un buen campeonato en Instituto de Córdoba en el año 2007/2008 y eso le valió para que Colón de Santa Fe se fije en él y lo lleve para la capital santafesina. Allí fue uno de los titulares indiscutidos y se afianzó con el paso de las temporadas. El nivel que fue demostrando le valió ser citado por Diego Armando Maradona, seleccionador nacional entonces, en varios encuentros amistosos y la última y crítica doble fecha de eliminatorias contra Perú y Uruguay.

Aún sin tener minutos como titular en esos encuentros claves, las actuaciones en los amistosos contra Ghana, Panamá y Catalunya lo convencieron al ’10’ de incluirlo en la lista preliminar y en la definitiva. Así el mendocino integró la nómina de jugadores que fueron a la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 aunque no tuvo minutos dentro del terreno de juego. Le bastó la convocatoria para ser el primer jugador surgido del club en ir a un Mundial.

Fotos: Archivo web

Similar Posts