Godoy Cruz jugará por tercera vez la Copa Libertadores de América debido al gran 2016 que tuvo de la mano de Sebastián Méndez. A continuación, repasaremos el duro camino por el que atravesó el Expreso para llegar, una vez más, a la competencia más importante del continente.

Godoy Cruz venía de finalizar un 2015 nefasto por donde se lo mire. El Tomba terminó en el puesto 22 de la tabla de posiciones y preocupante era poco para la situación. No había podido clasificar a la liguilla Pre-Sudamericana y el entrenador elegido por la dirigencia, Gabriel Heinze, se fue luego de escasos partidos. ¿Los motivos? Malos resultados y su carencia de título habilitante para poder ejercer de entrenador.

El 2016 no prometía demasiado. El plantel sufrió bajas muy importantes (Gonzalo Díaz y Leandro Fernández, figuras del Bodeguero, abandonaron el club) y las incorporaciones, a priori, no eran de jerarquía (Godoy, Carabajal, Silva, entre otros) y, mucho menos, el nuevo Director Técnico, Sebastián Méndez, a quien sus resultados en sus anteriores clubes no lo respaldaban.

Los partidos de pretemporada conformaban. El Tomba salió campeón del Torneo Vendimia y fue justo vencedor ante Vélez por 2-0 en Liniers. Ni el más optimista de los hinchas tombinos se imaginaba lo que iba a venir después.

El torneo empezaba con tres partidos muy complejos: Central en Rosario, Independiente en Mendoza y River en el Monumental. Era fundamental salir airoso de este arranque para así poder un buen torneo. Y el Expreso no iba a defraudar. Derrota de visitante en el Gigante de Arroyito por la mínima, empate con sabor a poco contra los de Avellaneda y una victoria fundamental ante el Millonario. Fue justamente en el Monumental donde el Gallego Méndez encontró el equipo y no lo modificó más.

tomba-11

Rodrigo Rey// Luciano Abecasis – Diego Viera – Danilo Ortíz – Lucas Ceballos// Fernando Zuqui – Fernando Godoy – Guillermo Fernández – Gabriel Carabajal// Jaime Ayoví – Santiago García era la fórmula de Sebastián para vencer a sus rivales.

El partido ante River fue bisagra, debido a que se ganó una seguidilla de encuentros muy importantes. Goleada a Colón 4-1 en Mendoza, triunfo agónico en el sur ante Banfield por 3-2, gran victoria ante Patronato en casa 3-1, empate ante Sarmiento en Junin 0-0, triunfo ante Olimpo en casa 1-0 y un gran partido ante Vélez de visitante, donde lo vence 4-1 en el Amalfitani y sube a la punta del campeonato.
Llegaba la fecha 10 y a falta de 6 partidos para el final, el Tomba llevaba siete encuentros sin perder y se encontraba en la punta del campeonato. Sin embargo, llegaría San Lorenzo a Mendoza para ganarle a Godoy Cruz 1-0 y así permitir una definición infartante por el torneo.

El Bodeguero seguía firme en su lucha y no se bajaba de ninguna manera de la punta. Empate en La Plata ante Gimnasia 2-2, gran victoria de local ante San Martín de San Juan por 1-0 con un golazo del Morro García, triunfo nuevamente ante Arsenal 2-0 en casa, goleada 3-1 a Quilmes en el Centenario y cierra su campaña de local venciendo 1-0 a Belgrano con un gran marco de público.

La ilusión estaba intacta. Llegaba el decisivo partido en Pueblo Viejo ante San Martín y Godoy Cruz, llegaba mentalizado a conseguir un resultado positivo para jugar la final ante Lanús (primero en la zona 2). Sin embargo, ese día el equipo falló y San Lorenzo que se encontraba en igualdad de puntos que el Tomba, empató su partido y se metió en la gran final por solo una unidad. En el grupo, todo era desazón y desilusión por no haber llevado al Tomba a la gran definición del campeonato.

tomba-112

El Expreso jugó por el tercer puesto en Córdoba ante Estudiantes y, con el ánimo por los suelos, perdió 1-0. Se terminaba un gran semestre, que no terminó de la manera que todos esperaban (el campeonato), pero los resultados dejaron al equipo en las puertas de una nueva clasificación al torneo más importante de América. Eso sí, había que esperar resultados, ya que había esperar que los argentinos clasificados a la Copa Sudamericana no la ganaran para que así el Expreso llegara al torneo continental.

Finalmente, con los cambios que se realizaron en el formato, el Tomba clasificó a la Copa Libertadores 2017, logro que el Gallego definió como “un acto de justicia más”.

tooooooooooooooooooooooooooombaaaaaaaaaaaaaa

El segundo semestre de Godoy Cruz fue muy irregular, con partidos muy buenos, como el de Tigre o Aldosivi, y encuentros donde tocó fondo, como fue el caso de de Olimpo, Tenperley o Gimnasia.
El rendimiento decayó mucho, ya que se fueron cuatro jugadores titulares (Ortíz, Ceballos, Zuqui y Godoy) y los jugadores que llegaron no estuvieron a la altura.

La clave sin dudas, para hacer un buen torneo internacional, será clave que los refuerzos sean de jerarquía y que los jugadores que decayeron en este torneo, recuperen su nivel.

Fotos: Archivo Diario Uno y Club Godoy Cruz (Oficial)

Similar Posts